Quantcast

El Arrate sueña con escapar de la crisis ante los leoneses

Eibar (Guipúzcoa), 24 oct (EFE).- Sólo una victoria mañana sobre el Reale Ademar León serviría de bálsamo para el Arrate, incapaz de despegar en la campaña a la que había encomendado sus mayores expectativas pero que de momento apenas le ha reportado tres puntos en siete partidos.

El golpe sufrido en Almería contra el Keymare fue el más duro para los de Julián Ruiz, sumergidos en una dinámica de derrotismo como consecuencia, sobre todo, del preocupante bagaje ofensivo demostrado hasta ahora.

"No sé muy bien el porqué de esta situación, pero los jugadores desconfían de sí mismos y eso supone más miedo por perder que ilusión por ganar", acierta a justificar el técnico del equipo de Eibar, que ve como única medicina para escapar a esa dinámica "negativa y peligrosa" hacer piña dentro del grupo y también encontrar el respaldo de la afición.

"Hace falta paciencia y afecto para darle la vuelta entre todos", apunta el cántabro, que busca por todos los medios desterrar el "miedo" que observa en la plantilla porque ni el juego ni los resultados le sonríen y eso se traduce en la "pérdida de convicción".

Ruiz aclara que "no hay problemas físicos, de convivencia ni de disciplina", pero también admite que sus discípulos dan la sensación de encontrarse "desorientados" y tienen la necesidad de recuperarse cuanto antes.

Por todo ello, concluye, "no hay enemigo bueno ni blando para este Arrate", si bien calcula que "probablemente será mejor", desde el punto de vista psicológico del plantel albiazul, enfrentarse "a un rival de esta envergadura", por lo que ello puede implicar de "estímulo".

Además, a pesar del destacado potencial que atesora el Reale Ademar León, en sus últimas confrontaciones ha salido mejor parado el cuadro eibarrés, algo en lo que apoyarse ante una "situación mala" como la actual.

"Tenemos que pensar que las cosas no pueden salir peor", se anima el técnico de los guipuzcoanos, resignado a no poder contar todavía con el cubano-húngaro Ivo Díaz, convaleciente de una osteopatía de pubis.

Además a última hora también ha causado baja el extremo izquierdo Unai Arrieta, víctima de una rotura fibrilar en su antebrazo derecho, lo que propiciará la entrada de Javier Arroyo en la convocatoria.