Quantcast

Cuenca 2016 espera conseguir la primera victoria con la visita del Naturhouse

Cuenca, 24 oct (EFE).- La visita del Naturhouse La Rioja al Polideportivo 'El Sargal' se convierte en otra oportunidad de lograr la primera victoria liguera del Cuenca 2016, a pesar de que el conjunto de Logroño no está en la zona baja de la tabla y que fuera ha ganado en Alcobendas y empatado en Pamplona y Zaragoza.

La necesidad para los conquenses es clara una vez que pasan las jornadas, al ser, junto al Alcobendas, el único que no sabe lo que es ganar.

Para este compromiso, el técnico Goran Dzokic, no podrá contara con el lateral Hiliuk, lesionado en el entrenamiento del miércoles al realizar un lanzamiento.

El otro lateral derecho, Petric, tampoco estará en la mejor condición, tras reaparecer ante el Reale Ademar, aunque jugará a la espera de tomar una decisión sobre su lesión en el hombro, en la otra noticia de una plantilla que ansía conseguir la primera victoria en su retorno a la Liga ASOBAL.

Dzokic entiende que "más que nervios es posible que el equipo tenga un poco de ansiedad de conseguir, por fin, esos dos puntos". "A estas alturas no sirve de mucho el jugar bien, estar codeándose con los mejores y no tener ningún punto. Ojalá consigamos los dos puntos, aunque juguemos muy mal", rogó.

El entrenador del Cuenca 2016 valora la calidad del rival y las posibilidades de poder ganarle. "Cuando jugamos siempre pienso que hay posibilidades de ganar, como ante el Portland en el último partido en casa, y el Naturhouse es un equipo que está luchando ahora mismo con los de arriba y, respecto a nosotros, hay un abismo en la diferencia de puntos", admitió.

"Logroño ha demostrado que es uno de los equipos, dentro de los llamados modestos, más complicados por lo que, si queremos ganarle, habrá que hacer un excelente encuentro", auguró.

El cuadro conquense ha estado diez días preparando el partido, tras jugar en León el miércoles, "pero nunca sabes si es bueno jugar con tanto espacio de tiempo por medio", declaró Dzokic.

"Si hubiéramos jugado el pasado sábado habríamos podido contar con Hiliuk, pero ahora está lesionado", se lamentó. "Es lo que hay y a nosotros sólo nos queda trabajar y salir con toda la ilusión del mundo en hacer un buen partido porque estamos necesitados de los dos puntos, sea el rival que sea", añadió.

Goran Dzokic cuenta para recibir al cuadro riojano con los porteros Bozic y Oliva, Sabonis, Verdú, Markovic, Carvajal, Pedro Rodríguez, Bager, David Mendoza, Grubanov, Petric, Nilsson, Grosas, Rafa López y Pérez Marne.