Quantcast

Reyes también manda en Europa

Jorge Muñoa

Madrid, 23 oct (EFE).- Felipe Reyes, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín, ha pasado de puntillas por encima de los problemas físicos y el cansancio que han afectado a algunos de los internacionales que subieron al podio en China, lidera al Real Madrid en la ACB y, por lo visto ante el Panionios griego, también en la Euroliga, que dio la bienvenida a la nueva campaña a Raúl López, hasta ahora lesionado, y también a Venson Hamilton.

La puesta a punto del Real Madrid parece que avanza por buen camino. Reyes, no sólo de acuerdo a los números -trece puntos al descanso y las marcas que ha completado en la ACB-, sino también a la influencia y el peso específico que aglutina sobre el parqué, supone un factor de tranquilidad para asentar la evolución del equipo dirigido por Joan Plaza. Un equipo que ante el Panionios recuperó a Raúl López y se encontró sobrado para que Hamilton disputase la segunda mitad del último cuarto y avanzase así en su recuperación.

El Madrid, aparte de disfrutar de las bondades del internacional español, que a los seis minutos de partido cometió la segunda personal y enfiló el banquillo cuando ya había registrado seis puntos y cuatro rebotes en la estadística, recuperó a Raúl López, otro de los medallistas de Pekín, que debutó con pleno acierto.

El base clavó cinco puntos seguidos nada más salir, justo cuando el Panionios, agarrado al pívot serbio ex jugador del Estudiantes Goran Nikolic para sostenerse en la refriega -anotó diez puntos en la primera parte- se había colocado por delante (28-29 m.12) después de un parcial de 0-8.

Insufló frescura a un conjunto con buen aspecto en ataque y con detalles que anuncian intenciones defensivas muy interesantes. El Madrid consiguió que el Panionios consumiera dos posesiones sin poder lanzar en la primera mitad y, a la vez, mantuvo ese encanto de juego ofensivo que Plaza le ha inculcado.

El estadounidense Quinton Hosley, un fichaje de criterio, que ha trascendido la superficie de las apariencias para hurgar en lo más profundo de la pasta del jugador para que encaje en un proyecto, igual que el de Jeremiah Massey, el otro americano de estreno, también desgranó algunas de las habilidades que le adornan.

Se alió con Reyes en el primer tiempo y fue otro de los sustentos blancos. En el descanso sumaba diez puntos en una serie con cuatro de cinco de dos, cero de uno en triples y dos de tres en tiros libres más dos rebotes. Buenas noticias para el equipo madridista, que confía mucho en el futuro de Hosley y de Massey. Las prestaciones de Reyes van a ser una facilidad añadida a la adaptación de ambos.

El choque contra el Panionios, desde el punto de vista local, exigía un triunfo. En un grupo como el de la formación madridista (el D), en el que también compiten el CSKA Moscú ruso -actual campeón-, el Efes Pilsen turco y el Partizan serbio, los fallos en casa contra conjuntos como el griego hacen mucho daño. El Madrid no podía permitirse un revés casero contra los atenienses en el estreno del curso continental.

Reyes rebasó los diez puntos de diferencia a los veinticuatro minutos con un dos más uno que situó el tanteo en 51-39. Una canasta de Louis Bullock y dos tiros libres de Massey estiraron la brecha (55-39 m.25). El Panionios había perdido la conexión con Nikolic.

Una asistencias de Juan 'Pepe' Sánchez habilitó mediante una asistencia al griego Lazaros Papadopulos, mientras Reyes descansaba con tres faltas en la banda, que el heleno aprovechó para concentrar la atención sobre él.

Los blancos tocaron techo en el 67-50 sellado poco antes del término del tercer cuarto. López había vuelto a la cancha, el Madrid dominaba sin agobios y el Panionios pagaba la falta de tensión, la superioridad madrileña y un buen puñado de pérdidas de balón.

Sergi Llull, integrado en una rotación de bases en la que Sánchez aportó altas dosis de eficacia -cuatro puntos sin un solo fallo, tres rebotes y cinco asistencias a poco más de cinco minutos para la bocina-, elevó la renta madrileña a veinte puntos desde la línea de triples (72-52 m.36). El Panionios ya se sabía derrotado, igual que el Madrid ganador. Por eso no saltaron situaciones inesperadas en la cuenta atrás. Los locales sellaron el trabajo y los griegos entendieron que debían esperar mejores tiempos para echar a andar en esta Euroliga. Era la ocasión para que Venson Hamilton regresara a la cancha. El hispano-estadounidense representa un as en la manga de Plaza.

.

– Ficha técnica:

87 – Real Madrid (26+18+23+20): Sánchez (4), Bullock (9), Hosley (17), Hervelle (7), Reyes (16) -cinco inicial-, Llull (8), López (8), Mumbrú (-), Papadopulos (6), Hamilton (-), Massey (10) y Pérez (2).

66 – Panionios (21+16+15+14): Baxter (4), Cvetkovic (5), Miles (8), Nikolic (12), Kalampokis (5) -cinco inicial-, Khantopulos (4), Georgallis (12), Kendall (10), Gianulis (4), Raicevic (2) y Kanonidis (-).

Árbitros: Pukl (SLO), Vyklicky (CZE) y Maricic (SRB). Excluyeron por personales a Cvetkovic (m.33) y Baxter (m.37).

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada de la primera fase de la Euroliga 2008-09 disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 10.000 espectadores.