Quantcast

Iván Romero se ilusiona con regresar a Vallecas para debutar de azulgrana

Eibar (Guipúzcoa), 23 oct (EFE).- Iván Romero admite que aguarda con impaciencia el partido que el sábado disputará el Eibar ante el Rayo Vallecano, porque todo apunta a que en él por fin podrá enfundarse la camiseta azulgrana y además lo hará ante el equipo en el que se forjó como futbolista.

"Desde luego es especial", asiente el lateral izquierdo madrileño, llamado a suplir al sancionado Raúl García precisamente en el estadio Teresa Rivero, que guarda muchas connotaciones para él.

"Tengo ganas de debutar y además coincide que es frente al equipo en el que jugué seis años", apunta, deseoso de reencontrarse con los amigos que aún le quedan en el club rayista, entre ellos jugadores como Amaña y Pachón.

Romero fue el último de los incorporados por el Eibar, ya a finales del mes de agosto, tras haberse desvinculado del Racing de Ferrol, y por eso partió con la desventaja de no haber podido hacer el trabajo de pretemporada con sus nuevos compañeros.

Aún así, asegura que se siente "muy a gusto" en las filas eibarresas y en condiciones de jugar desde el inicio este sábado ante un adversario que, es consciente, les va a exigir mucho.

"El Rayo es uno de los mejores equipos ofensivamente, con gente muy rápida que te la puede liar en cualquier momento", destaca, conocedor de que "le tienen ganas" al Eibar por haberles apartado del ascenso hace dos campañas.

A pesar de ello y de que no han puntuado en los tres últimos desplazamientos, Romero confía en que serán capaces de hacer "un buen partido" y también de "mejorar la imagen" ofrecida lejos de Ipurúa.