Quantcast

Pasan a disposición judicial directivo del Mallorca y un policía por estafa

Palma, 23 oct (EFE).- El directivo del Real Mallorca Antonio Tugores y un agente de la Policía Local de Palma cuya identidad responde a las iniciales J.R., han pasado esta tarde a disposición judicial tras haber sido detenidos por su presunta implicación en un caso de estafa.

Según han informado a EFE fuentes próximas a la investigación y la Policía Local, el caso hace referencia a la presunta falsificación de un atestado de tráfico, la presentación de un testimonio falso y la posterior denuncia penal que daba lugar a una demanda al Consorcio de Compensación de Seguros.

En concreto, los cargos que se les imputan son, en el caso del agente de Policía, falsedad documental, estafa y negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos en el ejercicio de su función. Tugores ha sido detenido por falsedad y estafa.

En la investigación han resultado también imputados una mujer por estafa, y otro implicado más, por estafa y falsedad documental.

Según el relato de la Policía Local de Palma, los hechos se remontan al pasado mes de abril cuando el agente detenido y puesto a disposición judicial intervino en el atestado de un accidente de tráfico en el que había resultado herido de gravedad el conductor de una motocicleta.

Las primeras diligencias apuntaban a que el conductor había perdido el control de la motocicleta por causas indeterminadas, sin la intervención de ningún otro vehículo.

Unos amigos del accidentado, acudieron minutos después al lugar del accidente y testificaron acerca de cómo habían pasado las última horas.

En la investigación posterior, el agente ahora detenido no participó en las diligencias y el documento del atestado quedó custodiado en el archivo, en el que es necesaria una autorización expresa de un mando para poder consultarlo.

El pasado 14 de octubre, el agente detenido intentó, de manera irregular, añadir una nueva declaración de un testigo y hoja de datos al expediente archivado y manifestó que acudiría a la Policía la hermana de la víctima del accidente, para presentar una denuncia penal.

Esa misma mañana acudió a comisaría la hermana del accidentado y presentó una denuncia que apuntaba que el causante del accidente era un vehículo de color blanco.

Ante la irregularidad del procedimiento y lo contradictorio de esta nueva versión con la original, el agente que tomó la declaración a la hermana del accidentado puso los hechos en conocimiento de su superior.

Los mandos de la sección analizaron los hechos y constataron la irregularidad de que un agente, sin intervenir en la investigación, pretendiera modificar documentos que podrían tener consecuencias en un posible proceso penal y en la reclamación al Consorcio de Seguros, ya que la nueva versión del accidente implicaba la existencia de un vehículo huido y no identificado.

El intendente jefe de la Policía de Palma ordenó una investigación para esclarecer los hechos, durante la cual un testigo que había manifestado contradicciones reconoció que su segunda versión del accidente era falsa.

El testigo añadió que la había realizado a instancias del abogado del accidentado, quien le habría indicado cómo tenía que realizar la denuncia falsa, que él firmó.

La Policía interrogó también a la hermana del herido, que había interpuesto la denuncia penal, quien manifestó que el abogado ahora detenido la dirigió al interponer una denuncia falsa para poder obtener una indemnización para su hermano.

Con ambas declaraciones, la Policía dio por concluida la investigación y procedió ayer a la detención del abogado y el agente por estafa y falsedad documental, y a la imputación de la hermana del accidentado por estafa y del testigo por estafa y falsedad documental.