Quantcast

Ocio ve "peligroso" que el pesimismo del entorno cale en el vestuario

Lezama (Vizcaya), 23 oct (EFE).- Aitor Ocio cree que sería "peligroso" que el pesimismo que se detecta en el entorno del Athletic Club acabe calando en el vestuario del equipo rojiblanco, al que tanto el central vitoriano como Igor Gabilondo ven todavía con fe en sus posibilidades.

"En ese clima de inseguridad y desconfianza surgen las dudas en el entorno y a veces pueden llegar al grupo y eso no es bueno. Sería peligroso que le afectase al grupo porque podría dejar de creer en el trabajo que está haciendo. Pero todavía somos conscientes de lo que estamos haciendo bien y haciendo mal, y creemos en lo que hacemos", ha dicho.

De todos modos, asume que si una situación así "se alarga en el tiempo, no va a ser la mejor manera para trabajar".

Más optimista y taxativo que Ocio en ese asunto ha estado su compañero Gabilondo, quien ha asegurado que ese ambiente pesimista del entorno "todavía no ha llegado al vestuario". "Confiamos en nosotros mismos y creemos que somos capaces. El equipo está tranquilo en ese aspecto", ha apuntado.

El centrocampista guipuzcoano, no obstante, reconoce que "es lógico" lo que está ocurriendo, ya que en el fútbol "todo gira en torno a los resultados".

Por esa situación anímica, derivada de la mala racha de el inicio de la temporada liguera -5 puntos en 7 partidos- y de llevar tres derrotas seguidas y sin marcar, el Athletic admite que no está "en las mejores condiciones para visitar a un rival "de la entidad" del Madrid.

Aún así, tanto Ocio como Gabilondo entienden que su equipo, "necesitado de puntuar" como está, debe "ir a ganar al coliseo madridista, sin pensar en que un empate pueda ser mejor o peor resultado. "El empate podría ser positivo, pero hay que ir a ganar", ha dicho el jugador alavés.

Para ello, el defensa cree que "un buen partido de referencia, "no en el resultado (0-1), pero si en el juego", es el último encuentro liguero, ante el Barça en San Mamés.