Quantcast

Rienda: "Después de lo que he pasado, todo lo que venga es un regalo"

Adrián R. Huber

Madrid, 23 oct (EFE).- Tras dos campañas prácticamente en blanco, María José Rienda, la española con más triunfos en la Copa del Mundo de esquí alpino (seis), regresará a la alta competición el sábado, en Soelden (Austria), donde disputará un gigante -su especialidad-.

Esa carrera debería ser el primer paso en su camino hacia los puestos de honor que abandonó al sufrir una 'tríada' en la rodilla derecha mientras entrenaba en Loveland (Colorado, EEUU) en noviembre de 2006.

En una entrevista con la Agencia EFE, en conversación telefónica desde el glaciar tirolés que albergará el arranque de la competición, Rienda rememora su recuperación, muestra su estado de ánimo y expresa su optimismo con miras al futuro.

P: ¿Aún repasa mentalmente el día de su accidente?

R: No, porque son cosas que pueden pasar en el esquí. Este es un deporte de riesgo. Y lo que más sufre es la rodilla. Me llegó en un mal momento, eso sí, porque estaba en un estado de forma impecable.

P: Tiene 32 años. ¿Llegó a pensar en tirar la toalla?

R: No. Siempre tuve muy claro que quería continuar. Pero fue muy duro. Lo pasas mal y hay momentos difíciles. A nivel psicológico, sin embargo, la recuperación de una lesión como ésta te endurece.

P: Probó en enero, en Ofterschwang, y vio que estaba lejísimos…

R: Venía de una rehabilitación de tres meses, tras la condromalasia que complicó la recuperación. Llevaba sólo diez días de esquí. Me faltaba todo. En el aspecto físico y en el técnico.

P: Cuando la cosa va mal ¿se aprende a conocer mejor a la gente?

R: Sí, creo que sí (ríe). Pero sobre todo se agradece la gente que está contigo, los que se quedan y comparten tu sueño. Y mi marido y mi familia siempre me han apoyado a tope.

P: ¿Le falló alguien?

R: Yo soy de las que prefiero mirar hacia adelante. Están los que tienen que estar.

P: Las sensaciones que tiene ahora, ¿son equiparables a otros momentos de su carrera? ¿A su debut, a la víspera de un gran evento?

R: Es como volver a empezar. Como un debut, pero sabiendo más o menos cómo son las cosas, porque ya tengo experiencia. Es algo nuevo, pero quiero que cada carrera sea de lo más normal. Esta será la primera, pero sé que puedo estar ahí otra vez. Después de lo que he pasado, todo lo que venga es un regalo. Si me comparo con mi situación hace justo un año, es como comparar la noche con el día.

P: Su técnico (el italiano Valter Ronconi) dice que es usted aún más profesional ahora que antes de la lesión.

R: No sé. Siempre he sido muy disciplinada. Mi trabajo consiste en esquiar y en estar bien físicamente. Al cien por cien. O al 150. Pero es cierto que una lesión puede que te haga aún más disciplinada. He aprendido mucho. Eso se nota.

P: Denise Karbon se recuperó de la misma lesión y el año pasado ganó la Copa de gigante. ¿Habla mucho con ella?

R: Nos comunicamos por mensajes. Esperaba haberla visto en Argentina, pero no fue así. El otro día me encontré a su novio y me dio recuerdos. Espero verla ahora aquí en Soelden. Fue increíble lo que logró. El año pasado arrasó en el gigante.

P: En Soelden usted no se puede esperar ningún éxito, ¿no?

R: Partimos de cero y el objetivo es ir creciendo. Aquí saldré con un dorsal alto y el primer paso es clasificarse. El objetivo es acabar la temporada en el primer grupo. Y en febrero, los Mundiales.

P: ¿Cuándo espera luchar por los primeros puestos?

R: Es difícil decirlo. Por mí, cuanto antes, mejor (ríe). Hay que ver estas primeras carreras. Y seguir trabajando. Físicamente estoy como antes de la lesión: muy bien. Pero técnicamente aún falta algo.

P: La historia está en deuda con usted, tanto en Mundiales como en Juegos Olímpicos. ¿Echará el resto en Val D'Isere (Francia, en febrero) y en los Juegos de Vancouver (Canadá, 2010)?

R: Me encantaría poder acabar mi carrera con un podio en cualquiera de esos dos acontecimientos. Si puede ser en ambos, mejor todavía. Una medalla en un mundial es muy importante. Y de Turín salí con mal sabor de boca, así que Vancouver también es un objetivo muy elevado. Además, ésos serían mis quintos Juegos Olímpicos.

P: ¿Quién ganará la Copa del Mundo de gigante?

R: Buff… Karbon es favorita. También Nicole Hosp y Maria Riesch. Y hay muchas jóvenes que empezaré a ir conociendo ahora.

P: ¿Y la general de la Copa del Mundo?

R: Seguramente estará entre Lindsey Vonn, Maria Riesch y Nicole Hosp.