Quantcast

ACM reabre inscripción para 33 edición con la intención de competir en 2010

Valencia, 22 oct (EFE).- El club defensor de la Copa del América, la Société Nautique de Genève (SNG) con la embarcación Alinghi, y la entidad organizadora del evento, AC Management (ACM), están dando los pasos necesarios para que la 33 edición vuelva al agua en Valencia y se celebre en 2010, por lo que ha reabierto el plazo de inscripciones.

En la actualidad la celebración de esta nueva edición se encuentra paralizada debido al litigio judicial que mantienen el club suizo con el Golden Gate Yacht Club (GGYC) sobre la validez o no del Club Náutico Español de Vela (CNEV) como 'Challenger of Record'.

ACM reabre las inscripciones para una nueva edición con múltiples desafíos desde ahora y hasta el 15 de diciembre de 2008 con la intención de que la competición se celebre en 2010 en una nueva y moderna clase de barcos y con pre-regatas en 2009 con los actuales barcos Versión 5 de la America's Cup Class (ACC).

Los equipos ya inscritos bajo el 33º Protocolo, junto con aquellos nuevos que se inscriban, participarán en el proceso de consulta que tendrá lugar en las próximas semanas. Esta nueva edición tendría lugar de nuevo en Valencia, siempre y cuando se llegue a un acuerdo con las autoridades españolas.

En las últimas semanas, el presidente de Alinghi, Ernesto Bertarelli, y el patrón del equipo Defensor, Brad Butterworth, se han reunido con los desafíos para hablar del futuro y por ello, el Defensor da un nuevo impulso al proceso de la 33 edición con el propósito de regresar al agua lo más pronto posible bajo los términos que serán discutidos y aceptados por todos aquellos que se unan a la competición.

"Sentimos que existe una verdadera oportunidad de reactivar la competición", declaró Brad Butterworth, quien añadió: "Los equipos, los tripulantes y toda la comunidad de la Copa del América están deseando volver a navegar".

"Nuestro deseo es que esta competición avance y que los desafíos inscritos participen en un proceso constructivo. Invitamos tanto al Golden Gate Yacht Club (GGYC) como al Royal New Zealand Yacht Squadron (RNZYS) a que abandonen sus respectivos procedimientos legales y se unan a la competición", añadió.

Según explica en su comunicado Alinghi, "la contención del gasto continúa siendo una prioridad para todos, especialmente en el actual clima económico".

"La 33ª Copa del América debería ser una campaña de un solo barco por equipo, incluido el Defensor, quien debería por lo tanto participar en la Serie de Selección del Desafío (CSS) y poder así conseguir una igualdad de oportunidades para poner a prueba su competitividad", señala.

La nueva clase de barcos, que redactarán los desafíos inscritos, anticipa un monocasco rápido y potente con excelente rendimiento en ceñida y una superficie vélica amplia para tramos en empopada rápidos. Debería ser una clase de barco apta tanto para regatas en formato 'match race' como de flota y para poder ser utilizada en otras regatas.

"El concepto que discutiremos con los desafíos inscritos es el diseño de un barco más rápido y espectacular que los antiguos ACC V5 pero significativamente menos costoso que el AC90 definido en 2007 bajo unas circunstancias económicas muy distintas a las actuales", explicó Butterworth.

En el supuesto de que el año que viene el Tribunal de Apelaciones de Nueva York dictaminara que el CNEV no es el 'Challenger of Record' válido, la SNG podría verse forzada a enfrentarse al GGYC en un Match bajo los términos del 'Deed of Gift'.

Si se diera el caso, ACM tiene la intención de continuar con una serie de regatas en Valencia previstas para 2009 y 2010, que serán independientes del Match bajo el 'Deed of Gift'.