Quantcast

Geijo: "No debemos ponernos nerviosos, queda mucha Liga"

Valencia, 22 oct (EFE).- Alex Geijo, jugador del Levante, ha asegurado hoy en referencia a la trayectoria del equipo que "dos goles en los tres últimos partidos es muy poco", aunque ha insistido en que "no debemos ponernos nerviosos, queda mucha Liga".

"Debemos tratar de ir siempre por delante en el marcador, sobre todo cuando jugamos en casa, porque en Segunda División los rivales se encierran mucho. El domingo trataremos de romper con eso, estamos al principio, no hay que ponerse nerviosos para nada", ha dicho.

El delantero hispano-suizo considera que los últimos resultados (dos derrotas y un empate) se deben a "circunstancias concretas" y ha añadido que: "sigo viendo bien al equipo, está claro que estamos peor que al principio, pero estamos bien, con la misma motivación y las mismas ganas".

"No tengo ninguna presión ni me siento más importante que otros jugador, si vuelvo a jugar el domingo intentaré hacer mi trabajo lo mejor posible", ha apuntado.

"Hay que pensar que si encarrilamos un par de partidos buenos estamos arriba otra vez, pero cualquier equipo que gane o pierda cambiará mucho su posición", ha asegurado Geijo, para quien "es muy temprano para hablar de posiciones de arriba o abajo".

"En Castellón recibimos un gol muy rápido, pienso que el resultado fue abultado aunque cometimos errores que resultaron decisivos, cada llegada fue un gol prácticamente un gol. Igual me vino bien estar en la grada en ese partido", ha dicho.

Preguntado por su relación con los árbitros, Geijo ha reconocido que se ha equivocado "en muchas ocasiones", a pesar de lo cual ha añadido que: "no me parecen normales ciertas decisiones, son acciones muy difíciles de no ver, tanto para el árbitro como para el asistente, y ahí empiezas a pensar mal".

"Pero no debemos protestar porque no vamos a cambiar nada y encima nos perjudicamos a nosotros mismos", ha manifestado.

Por último, se ha mostrado partidario de "no tirar el balón fuera" cuando un jugador se caiga sobre el terreno de juego. "El que manda siempre es el árbitro, él ha de analizar si el jugador ha de ser atendido o no. Soy partidario de no tirar la pelota fuera y de avisar al equipo contrario antes del encuentro", ha concluido.