Quantcast

Kas: "El Fenerbahce tiene que tener paciencia con Luis Aragonés"

Getafe (Madrid), 22 oct (EFE).- Ibrahim Kas, defensa del Getafe internacional turco y ex jugador del Besiktas, habló hoy sobre la situación del entrenador Luis Aragonés, cuyo puesto corre peligro en el Fenerbahce por los malos resultados de su equipo, y aconsejó a los dirigentes del club que "tengan paciencia" con el técnico español.

La derrota del Fenerbahce por 2-5 ante el Arsenal en la Liga de Campeones, y la mala marcha del club en la Liga, ha vuelto a abrir el debate sobre la continuidad en el banquillo de Luis Aragonés. Pese a los malos resultados, Kas, conocedor del ambiente que se vive en el fútbol turco, aconsejó a la prensa, al club y a los aficionados que tengan paciencia con el anterior seleccionador español.

"Ahora en la prensa turca toda la gente quiere que Luis Aragonés acabe. Pero Luis sabe mucho y va a estar bien. Es mi pensamiento. Tengo muchos amigos en Fenerbahce y cuando hablo con ellos me dicen que es un entrenador muy bueno, que es como un padre y que sabe mucho de fútbol. Tiene que pensar mejor la gente de Turquía. El entrenador no es un niño, es el entrenador de España, muy bueno y necesita tiempo", destacó en rueda de prensa.

Asimismo, comparó el ambiente que rodea a un equipo en España con el que se vive en Turquía, y reconoció que en su país hay más "fanatismo".

"Si el equipo gana, es el mejor del mundo. Si pierde, es el peor. Aquí estoy muy cómodo. Los españoles saben que es un partido y un juego. Allí, si hay un "derby", y lo perdemos, no se puede salir por la noche, hay que quedarse en casa. Aquí, si pierdes, me siento mal, pero si puedo salir porque la gente sabe que es un juego", afirmó.

Respecto a las diferencias entre la forma de jugar en ambas Ligas, destacó que el campeonato español "es mucho más difícil" ya que "se lucha más", y reconoció que sabe que tiene que "trabajar más" para acostumbrarse al fútbol español.

Además, relató cuáles son sus mayores dificultades para adaptarse al Getafe, donde sólo ha podido jugar 40 minutos en las siete jornadas que ha habido de campeonato.

"El idioma cuesta. Ahora estoy aprendiendo las palabras que voy a usar en el campo, como "fuera" o cierra". Más o menos bien, pero necesito aprender mucho más. Necesito algo de tiempo".

"La comida es muy diferente a la turca. Más o menos estoy bien, hay cosas muy ricas aquí también. Me sorprendió mucho las horas de entrenamiento y la amistad que hay aquí. Soy extranjero pero no me siento como tal. Es como si llevase viviendo dos años aquí. El tráfico en Estambul es peor que en Madrid", concluyó.