Quantcast

Diego Maradona no se rinde y sueña con la selección argentina

Buenos Aires, 21 oct (EFE).- Diego Maradona sabe que está lejos del primer puesto en las encuestas como candidato a ocupar el cargo de seleccionador argentino que Alfio Basile dejó vacante, pero afirma que dará batalla para que Julio Grondona, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), lo elija a él.

"Sé que no tengo muchas posibilidades porque Carlos Bianchi me supera en las encuestas, pero el que decide es el 'capo' (por Grondona). Pelearé hasta el final. El único responsable de la decisión es Julio", dijo el ex futbolista a radio Del Plata de la capital de su país.

Pese a las encuestas a las que alude Maradona, fuentes de la AFA indicaron que en una reciente reunión de los miembros del comité de selecciones de esa entidad quedó claro que si hay elección, el ganador será Sergio Batista, que acaba de ganar el oro olímpico como entrenador de la sub'23 en Pekín.

Son varios los medios de comunicación que coinciden en que Bianchi, inactivo desde que dejó de entrenar al Atlético de Madrid en 2006, ha afirmado que tiene deseos de volver a dirigir y que su máximo objetivo es la selección argentina, cargo que le ofrecieron y rechazó en tres ocasiones en lo que va del nuevo milenio.

El otro candidato es Miguel Angel Russo, campeón con Vélez Sarsfield en el Clausura'05 y con el Boca Juniors de la Libertadores'07, actualmente en el San Lorenzo, líder solitario del Apertura 2008.

Pocas horas después de que Jorge Valdano dijera hoy por una cadena de televisión de Buenos Aires que "es arriesgado" que Maradona sea el seleccionador argentino por su falta de experiencia, éste aseguró: "A los que afirman que no tengo experiencia, les digo que se hace camino al andar y que la táctica es relativa porque lo importante es contar con buenos jugadores. Y la selección tiene material".

Según Valdano, compañero de Maradona en la selección que ganó la Copa del Mundo de México'86, "Diego no ha tenido experiencia como entrenador salvo algo esporádico y no es fácil ser entrenador de la selección" y añadió que "es muy difícil aterrizar en la selección sin haber hecho una experiencia previa en equipos".

"Estoy tranquilo", afirmó Maradona. "Si no estuviera tranquilo, me quedaría en casa. Estoy convencido de que de esto (el mal momento de la selección) se sale porque cuento con material y porque tengo capacidad. Puedo darle a Argentina lo que todavía no encontró. No me lo quiero perder", indicó.

Señaló que "cada persona tiene derecho a elegir el técnico que más le guste" para la selección, y dijo que los otros candidatos al puesto "son nombres importantes, de gran trayectoria" y que Grondona "debe estar tranquilo al momento de elegir".

Según Maradona, los jugadores argentinos de clubes europeos, criticados por su bajo nivel futbolístico en el equipo nacional, tendrán un rendimiento acorde con su calidad y antecedentes cuando "quieran y sientan la camiseta" de la selección.

"Los futbolistas del ámbito local están absolutamente en mis planes y la competencia sana es lo mejor que puede haber. No habrá ninguna barrera para que los talentosos jueguen juntos, salvo en casos como el de Juan Román Riquelme y Juan Verón, quienes tienen las mismas características, por lo que tal vez actúe un tiempo cada uno", disparó.

Maradona dijo que quiere alinear "a los jugadores que puedan dar el mejor funcionamiento al equipo" y que convocaría a Gabriel Batistuta como uno de sus colaboradores.

"Cada vez que escucho mi nombre como posible seleccionador, se me pone la piel de gallina. Debo luchar contra grandes técnicos y tal vez para el 27 o 28 de octubre, cuando regrese al país, haya novedades", dijo.

Diego Maradona, que el próximo día 30 de este mes cumplirá 48 años, viajó hoy a Georgia para participar en un partido entre futbolistas veteranos que se disputará en el Estadio Central de Tiflis.