Quantcast

Vivar Dorado asegura que "sería un error ponerse nerviosos a estas alturas"

Valladolid, 21 oct (EFE).- El centrocampista del Real Valladolid Ángel Manuel Vivar Dorado aseguró hoy a Efe que "sería un error ponerse nerviosos a estas alturas, puesto que la liga no ha hecho más que comenzar y somos conscientes de que hay muchas cosas que mejorar", dijo.

En este sentido, el jugador madrileño advirtió: "la capacidad rematadora es una de nuestras asignaturas pendientes, pero no sólo en los delanteros, sino que es parte de todos, al igual que el balance defensa-ataque, pero trabajando como hasta ahora, lo iremos mejorando".

"Lo que me interesa en este momento no es analizar por qué no metemos goles, sino intentar mejorar los números entre todos, que la incidencia de los delanteros sea mayor y que el resto les ayudemos, colaborando con los pases y las llegadas al área contraria", destacó Vivar Dorado.

Por tanto, una victoria en el próximo encuentro ante el Getafe, sería fundamental para la plantilla vallisoletana, de cara a adquirir confianza, aunque esta tarea, en opinión del centrocampista madrileño, será "difícil" ya que, según explicó, "el Getafe es un equipo muy fuerte y compensado".

Vivar Dorado, que militó en el Getafe desde 2002 hasta 2006, dejó claro que jugar ante su ex equipo es "siempre especial" para él, porque allí pasó "cinco años muy buenos", matizó.

"Siempre que vuelvo al campo de Getafe supone una experiencia bonita para mí, porque lo conozco bien y allí estuve como en casa", afirmó el jugador del Real Valladolid, quien insistió: "al Getafe le deseo lo mejor, excepto cuando yo estoy en el equipo contrario".

Para el centrocampista del cuadro blanquivioleta "el Getafe se caracteriza por hacer un buen fútbol, es un equipo muy compensado, con buenos jugdores en todas las posiciones, con gente arriba que tiene un gran olfato de gol y además el centro del campo y la defensa no desmerecen a la primera línea", analizó.

Respecto a su rendimiento personal, Vivar Dorado señaló que "las satisfacciones personales vienen dadas por las colectivas y, por tanto, me sentiré más contento cuando el equipo consiga mejores resultados", afirmó, aunque es consciente de que el técnico del equipo, José Luis Mendilibar, confía en él, y eso es una "motivación".

Según el jugador del Real Valladolid, "todos analizamos cada partido y sabemos qué cosas hay que mejorar, como el balance defensa-ataque, y vamos a trabajar al máximo para conseguirlo y para poder sumar puntos, que todavía no son vitales y, por tanto, no hay motivo para que nos pongamos nerviosos", insistió.