Quantcast

Ana Ramírez deberá permanecer, al menos, otros quince días más de baja

Burgos, 21 oct (EFE).- Las pruebas médicas y físicas realizadas por los servicios médicos del club Universidad de Burgos y por el propio entrenador, José Miguel Pérez, han determinado que la líbero titular del equipo y de la selección española, Ana Ramírez, deba permanecer, al menos, otros quince días de baja.

Ramírez, sufrió un fuerte golpe en el pie derecho en el transcurso del primer partido del III Memorial Raúl Canales que el UBU jugó en pretemporada en San Sebastián de los Reyes y, aunque las primeras exploraciones descartaron la rotura, una ecografía posterior determinó que existía una rotura del metacarpio del pie derecho.

Tras permanecer al margen del grupo desde el pasado mes de septiembre, y a tenor de los resultados de las últimas pruebas médicas y físicas a las que se ha sometido, la reaparición de la líbero titular del equipo parece que no será posible, al menos, hasta la quinta jornada.

En declaraciones a Efe, el entrenador del UBU, José Miguel Pérez, aseguró que "son muy malas noticias para el club" al mismo tiempo que reconoció que "la evolución de la lesión es mínima y deberá estar con el pie inmovilizado, al menos, otros quince días", lamentó.

"Ahora toca recomponer la situación ya que había pensado jugar de una forma hasta que Ana se recuperara pero ahora, que sabemos que va para largo, tengo que replantearme la forma de jugar y buscar una fórmula que debe de ser la definitiva", avanzó.

La corta plantilla con la que cuenta el club burgalés -diez jugadoras- unido al hecho de que en la primera jornada de liga ni Katia Rodiguez ni Soraya Santos pudieron jugar, ya que la federación brasileña no mandó en tiempo y forma los "transfers" de las dos brasileñas, han hecho mucho daño al UBU, que ha sumado por derrotas los dos partidos disputados hasta el momento.

A esta situación hay que unir el ajustado presupuesto con el que cuenta el club que, a fecha de hoy, no contempla una partida para una jugadora que pudiera cubrir el puesto de Ramírez.

En este sentido, el entrenador asturiano recordó que "el club está buscando desde hace tiempo una central para tener un recambio en esta posición", al mismo tiempo que descartó prácticamente la incorporación de una líbero debido "a la falta de jugadoras disponibles con estas características".

Además señaló que "la situación se complica aún más, ya que si se llegara a encontrar una jugadora que cumpliera con nuestras necesidades, su fichaje estaría condicionado a la recuperación de la jugadora lesionada, por lo que la situación no es nada fácil".

Sin líbero y con atacantes haciendo labores defensivas, Pérez es consciente de que "los rivales intentarán hacer daño con el saque" pero también de que "no vale de nada el lamentarse" por lo que "sólo cabe seguir trabajando para salvar esta limitación temporal", dijo.

Por último, y respecto al próximo rival, el Jamper Aguere, el técnico del UBU avanzó que "será un rival muy duro que sabe sacar partido del factor campo", al mismo tiempo que recordó que "en los cuatro partidos en los que se enfrentaron la temporada pasada, en todos salió vencedor el UBU".