El Ayuntamiento y la coordinadora de cofradías inician conversaciones

Ayer se celebró una reunión en la que, además del alcalde Pedro Santisteve, participaron Fernando Rivarés, Elena Giner y los máximos responsables de la Junta y la Asamblea de Cofradías. 

El objetivo es la creación de un espacio en el que sean compatibles la conservación, la restauración y la exhibición de unas piezas que, más allá de su simbología religiosa, tienen importante valor cultural y artístico.

Redacción Zaragoza 19 de junio de 2018

El Ayuntamiento de Zaragoza y la Coordinadora de Cofradías acordaron ayer iniciar el proceso para la creación de un espacio expositivo sobre la Semana Santa que se realizaría al margen de los Presupuestos Participativos y en el que se espera contar con la colaboración del Gobierno de Aragón.

Ayer lunes se celebró una reunión en la que, además del propio alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, participaron el consejero de Economía y Cultura, Fernando Rivarés; la consejera de Participación, Elena Giner; y los presidentes de la Asamblea y de la Junta de la Coordinadora de Cofradías, Ignacio Jiménez y Mariano Julve, respectivamente.

En dicho encuentro se han analizado los informes técnicos que hacen inviable que el proyecto de un espacio expositivo para la Semana Santa zaragozana pueda llevarse a cabo dentro de los Presupuestos Participativos 2018. Entre los argumentos principales para esta decisión técnica figuran la no existencia de un espacio ni de un proyecto claramente definidos, lo que a su vez impide realizar una valoración económica realista.

Sin embargo, y teniendo en cuenta el importante valor artístico, cultural e incluso turístico que tienen las piezas que custodia la Coordinadora, el Ayuntamiento ha mostrado su sensibilidad a acompañar y ayudar en la realización de este proyecto, al margen de los Presupuestos Participativos y haciéndolo compatible con la apuesta laicista de este Gobierno y la separación Iglesia/Estado que define la Constitución.

En la reunión de ayer se ha acordado que la Coordinadora de Cofradías elaborará un informe sobre las necesidades y el modelo de proyecto que serían recomendables desde su punto de vista, incluyendo no sólo la posibilidad de un espacio expositivo al uso, sino también áreas de conservación y restauración de las piezas.

Una vez se defina el proyecto, el objetivo del Gobierno es colaborar en la búsqueda de un lugar factible para ello con la colaboración del Gobierno de Aragón. Una de las posibilidades apuntadas por el Consejero de Cultura es la utilización de alguno de los espacios actualmente libres en los edificios de la Expo. Pero este es un extremo que deberá valorarse cuando llegue el momento.