Una Bandera de España de 22.000 metros cuadrados

Las plantaciones de Mountain Cherry están ubicadas en la localidad aragonesa de Olvés, en un entorno excepcional para el cultivo de la cereza a una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar.

Redacción Zaragoza 25 de abril de 2018

La experiencia y el conocimiento adquirido a lo largo de tres generaciones, la agricultura de vanguardia y el amor por la tierra son los pilares sobre los que se cimienta la filosofía de la familia Pérez. Una familia con un lema que ha sido desde el principio su razón de ser, "Lo más importante: nuestra tierra"

Algo que se materializa en su día a día con el cuidado y labor de sus campos y el mimo de sus cerezos. 

El resultado es evidente: cerezas de primera calidad apreciadas por los paladares más exigentes. Un nivel de calidad que no defrauda las expectativas del consumidor, tanto nacional como extranjero.

La tradición agrícola de esta familia se remonta al año 1960, cuando "el abuelo Matías" plantó los primeros cerezos en la finca "La Malvarrosa".

"Hemos empezado a colocar en 2 hectáreas de cerezos malla antigranizo. Esta vez, en vez de negra, la hemos confeccionado con los colores de la bandera de España. 22.000 metros cuadrados de Bandera de España. Posiblemente la más grande del mundo". Afirma Alberto Pérez, empresario de Mountain Cherry.