El Ayuntamiento de Zaragoza mantiene la obligatoriedad para sus concejales de acudir a actos religiosos

Los votos del PP, PSOE y CHA han impedido la aprobación de la modificación del dictamen del Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones del Ayuntamiento de Zaragoza, por lo que se mantiene la actual redacción, en la que se recoge la obligatoriedad de que la corporación acuda, con distintivos, a los actos religiosos de la ciudad.

28 de septiembre de 2015

El Ayuntamiento de Zaragoza mantiene la obligatoriedad para sus concejales de acudir a actos religiosos

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

Los votos del PP, PSOE y CHA han impedido la aprobación de la modificación del dictamen del Reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones del Ayuntamiento de Zaragoza, por lo que se mantiene la actual redacción, en la que se recoge la obligatoriedad de que la corporación acuda, con distintivos, a los actos religiosos de la ciudad.

Estos actos son la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar, el 12 de octubre, y el reparto del roscón de San Valero, el 29 de enero, con sendas misas pontificales; además de a la procesión del Santo Entierro (viernes santo) y la misa del Corpus Christi.

El dictamen solo ha contado con los votos favorables de Zaragoza en Común (ZEC) y Ciudadanos (C'), después de que el PSOE anunciara que no lo apoyaría e incluso ha pedido la retirada del dictamen, en caso de que no se incluyera un enmienda para salvaguardar las misas pontificales del Pilar y San Valero, al ser los patronos de la ciudad, porque transcienden su contenido religioso.

La concejal del grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA), Leticia Crespo, ha señalado que el reglamento de protocolo "no respeta" la Constitución y el texto de modificación "es parcial", por lo que ha defendido que sea más amplio para respetar la libertad de culto y asistencia a actos religiosos en contraposición a la obligatoriedad actual, que es ficticia porque "no conlleva sanción".

Crespo ha explicado su oposición a la modificación del reglamento porque es "tibia" y, por eso, ha mantenido la defensa de los votos particulares de CHA que propone suprimir el apartado a) del artículo 8 1 en el que se hace referencia a la asistencia a los cuatro actos religiosos citados y "evitar la discrecionalidad del alcalde para decir qué actos son religiosos y que al menos se debata en la Junta de Portavoces".

LIBERTAD DE ELECCIÓN

El concejal del grupo municipal del PSOE, Roberto Fernández, ha defendido pasar de la obligatoriedad a la voluntariedad. "El PSOE no quiere que los concejales vayan a misa, sino que pueda ir el que quiera representando a la Corporación. No queremos obligar a nadie, ni imponer, pero si respetar la Constitución", ha zanjado.

Por ello, Fernández ha insistido en la "cláusula de salvaguarda para permitir que vayan con distintivos los ediles que quieran a misa el día del Pilar y San Valero".

La concejal del grupo municipal del PP, Patricia Cavero, ha subrayado que "no nos gusta la prohibición de no dejar asistir porque revela la forma unilateral actuar de ZEC, con acuerdos por imposición y con un trasfondo ideológico y partidista".

Cavero ha explicado que la enmienda del PP "garantiza que el que quiera, pueda participar en todos los actos religiosos y garantizar la presencia de la Corporación en actos de gran tradición y sin imponer nada a nadie y sin que nos impongan. Defender la libertad de elección de los 31 concejales y el que quiera que vaya a los actos tradicionales".

Para Cavero, "los actos religiosos forman parte esencial de los actos festivos de esta ciudad y los concejales tenemos el derecho a representar a todos los ciudadanos con los distintivos".

ANTICONSTITUCIONAL

El concejal del grupo municipal de C's, Alberto Casañal, ha avanzado el voto en contra de las enmiendas de CHA y PSOE y se ha declarado a favor de que "cada uno mantengan sus ideas religiosas".

En el siguiente turno de palabra, el concejal del PSOE, Roberto Fernández, ha precisado que actos religiosos estrictos son el Santo Entierro y el Corpus Christi, pero "otros exceden lo estrictamente religioso", como la ofrenda a la Virgen del Pilar a la que acuden más de 250.000 personas.

"No queremos que vayan a misa, sino que tengan la libertad de ir, pero el PP incluye actos estrictamente religiosos y nosotros solo los que pertenecen al acerbo cultural de la ciudad, que son los patrones de Zaragoza", ha aclarado el concejal Fernández.

La concejal delegada de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, ha expresado su deseo de alcanzar un máximo consenso y ha recordado que la obligatoriedad es "anticonstitucional". Se ha decantado por "garantizar la aconfesionalidad del Ayuntamiento, que significa no ir a misa y si se va a misa y no a actos de otras confesiones no se garantiza la aconfesionalidad", por lo que ha estimado que tanto la posición del PSOE como la del PP "no defienden la aconfesionalidad".

REFERENCIA AL PAPA

Patricia Cavero ha abundado en "la libertad para todos" y ha criticado que CHA quiera prohibir decidir libremente la asistencia a actos religiosos y "nos prohíbe tener la libertad de la que ustedes gozan". La popular le ha indicado a ZEC que "se nos quiere prohibir la presencia en actos religiosos por prejuicios ideológicos".

Giner ha apoyado el dictamen de modificación del protocolo porque es fruto de un trabajo de adaptación y trabajo previo con amplio consenso, al contar inicialmente con 19 votos (ZEC, PSOE y C's) con los que "se garantiza la libertad religiosa y la confesionalidad".

La concejal del PP le ha indicado al alcalde, Pedro Santisteve, que "es la mano que mece la cuna" y al PP no le gusta el dictamen porque es una decisión que "nada tiene que ver con la libertad, ni la transparencia, ni la participación ciudadana y no nos gusta que nos prohíban, como la presencia en actos religiosos institucionales".

A su parecer "es un error no asistir a los actos religiosos que forman parte esencial de las fiestas de la ciudad y a los que asisten masivamente los ciudadanos y eso lo dicen los técnicos de esta casa".

Según Cavero, el problema del alcalde es que "no quiere ver ni escuchar a nadie que le lleve la contraria. El PP no apoyará prohibiciones absurdas y sectarias porque estamos a favor de la libertad y sin imposiciones", ha concluido.

Santisteve ha replicado por alusiones y le ha citado una frase del Papa Francisco pronunció en su viaje a Brasil, en la que dijo que "la convivencia pacífica de las religiones se ve por la laicidad del Estado".