El acusado de descuartizar a su pareja en Zaragoza reconoce los hechos

El acusado del asesinato y descuartizamiento de Mercedes Pérez Ruz, propietaria del Bar Lite de Zaragoza, Vicente Sada Gómez, ha reconocido los hechos en la primera sesión de la vista oral del juicio que preside el juez Francisco Picazo en la Sección I de la Audiencia Provincial de Zaragoza. El tribunal del jurado emitirá el veredicto en las próximas horas.

28 de septiembre de 2015

El acusado de descuartizar a su pareja en Zaragoza reconoce los hechos

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

El acusado del asesinato y descuartizamiento de Mercedes Pérez Ruz, propietaria del Bar Lite de Zaragoza, Vicente Sada Gómez, ha reconocido los hechos en la primera sesión de la vista oral del juicio que preside el juez Francisco Picazo en la Sección I de la Audiencia Provincial de Zaragoza. El tribunal del jurado emitirá el veredicto en las próximas horas.

Vicente Sada Gómez ha aceptado el relato de los hechos realizado por la fiscal, Ana López, al que se han adherido el abogado del Estado Ignacio Salvo, en representación de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, y la abogada Belén Marín, quien representa a la madre de la mujer asesinada, Mercedes Ruz, así como el abogado de la defensa, Carlos Extremera, quien ha modificación su petición de absolución para sumarse a la petición de 22 años de prisión.

Ministerio Fiscal y acusaciones particulares le acusan de un delito de asesinato con la agravante de parentesco y otro delito continuado de falsedad, por los que piden 20 años de prisión en el primer caso y otros dos por el segundo delito, así como sendas indemnizaciones de 120.000 euros para la madre de la víctima y 50.000 para el hermano.

Según el relato de la fiscal, Vicente Sada Gómez asesinó a Mercedes Pérez Ruz hacia las 23.00 horas del 30 de abril de 2013 en el domicilio que ambos compartían, en relación de pareja, en la ciudad de Zaragoza, después de una discusión por motivos económicos.

El acusado la golpeó con un martillo cuatro veces en la cabeza y también en el hemitórax izquierdo sin que ella pudiera defenderse, causándole la muerte. Después troceó el cadáver y lo escondió en un arcón congelador, marchándose a Logroño primero y a Suances (Cantabria) después, donde se intentó suicidar con un veneno, pastillas y alcohol, siendo detenido por la Guardia Civil.

Para ocultar el crimen falsificó la firma de la fallecida dos veces, firmando sendos contratos laborales en el Bar Lite con una empleada y para sí mismo.