La Asamblea General ordinaria de Ibercaja aprueba sus cuentas anuales, con un beneficio bruto de 182 millones

La entidad dotará su Obra Social y Cultural con 42 millones de euros en 2010

11 de marzo de 2010

La entidad dotará su Obra Social y Cultural con 42 millones de euros en 2010

ZARAGOZA, 11 (EUROPA PRESS)

La Asamblea General Ordinaria de Ibercaja aprobó hoy las cuentas anuales de 2009 de la entidad, con un beneficio bruto de 182 millones de euros, después de destinar a dotaciones adicionales 89 millones.

En el transcurso de la sesión, intervinieron el presidente, Amado Franco Lahoz; y el director general, José Luis Aguirre Loaso; quienes expusieron a los consejeros las cifras del pasado ejercicio y adelantaron las líneas de trabajo para 2010. Asimismo, la Asamblea aptobó dotar con 42 millones de euros a la Obra Social y Cultural para sus actividades de este año.

El presidente señaló que, en un momento especialmente difícil, "Ibercaja se ha consolidado en el grupo de cajas más solventes de España, ha mantenido intactas sus fortalezas y señas de identidad y ha ganado cuota en todas las líneas de negocio".

Asimismo, dijo a los consejeros que "Ibercaja se siente muy orgullosa de ser caja de ahorros y de su modelo de actuación: compromiso con los clientes y con los territorios, rigor en la gestión y máxima calidad en el servicio". "Con esta demostración de nuestra capacidad de hacer afrontamos 2010, con la confianza que nos otorgan los resultados y nuestro contrastado modelo de gestión. Y como siempre, sin perder la referencia del contexto socioeconómico en el que operamos, que a todos nos obliga", aseveró.

El director general, por su parte, facilitó las cifras de la actividad en 2009, un año en el que Ibercaja obtuvo un beneficio antes de impuestos de 182 millones de euros, tras destinar a dotaciones adicionales 89 millones. "Este resultado es fruto de una positiva evolución de la actividad financiera, en la que Ibercaja ha conseguido ganar cuotas de mercado tanto en crédito como en recursos, así como de la contención de costes", agregó.

De hecho, el beneficio recurrente de la Caja por la actividad minorista ascendió a 248 millones, un 20,85 por ciento más. Además, elevó su 'core capital' hasta el 8,78 por ciento (el segundo entre las quince mayores entidades), y la tasa de morosidad se situó en el 3,34 por ciento, un 34 por ciento menor que la media, y con ratio de cobertura del 77,3 por ciento, "también entre las más elevadas del sector".

VOLUMEN DE ACTIVIDAD

En 2009, Ibercaja gestionó un volumen de actividad de 82.414 millones de euros (3,3 por ciento más que en 2008), con un crecimiento en crédito del 3,7 por ciento y de recursos del 2,99 por ciento. El director general, José Luis Aguirre, manifestó que "nuestra disponibilidad de liquidez asciende a 5.949 millones de euros, lo que ha permitido mantener un elevado dinamismo comercial y ganar cuota en todos los segmentos".

"La entidad ha mantenido su compromiso de facilitar financiación y, el año pasado, formalizó más de 110.000 nuevas operaciones de crédito y leasing; en empresas, nos hemos convertido en la novena entidad en préstamos ICO pyme 2009 y, en el mercado de familias, se han suscrito 28.000 hipotecas".

También expuso el director general la evolución de los recursos de clientes, que crecieron un 2,99 por ciento y alcanzaron los 48.804 millones. Destacó especialmente los de fuera de balance. "El patrimonio de la gestora de fondos creció un 20 por ciento y es, entre las diez mayores, la de mayor crecimiento en 2009, tendencia que se mantiene en enero y febrero. También hemos crecido en cuota en planes de pensiones (5,14 por ciento) y seguros de vida (2,55 por ciento)".

En su intervención ante la Asamblea, Aguirre explicó también que el ratio de eficiencia ha mejorado en 2,20 puntos, tras una estricta política de control de gastos. Asimismo, recordó que, en 2009, en calidad de servicio, Ibercaja renovó el Sello a la Excelencia Europea 500+ y ha sido elegida "Caja de la década" por la consultora independiente Stiga.

Finamente, el director general de la Caja presentó el proyecto de Banca Personal, uno de los retos estratégicos de 2010, en el que ya trabajan los directores de oficinas y 158 gerentes de reciente designación, especializados en rentas medias-altas.

Este proyecto se asienta sobre tres pilares básicos del modelo de gestión de Ibercaja: atención especializada, gama de productos amplia, y singularidad y calidad de servicio. Un valor fundamental lo aportan los productos diseñados por el Grupo Financiero, que tan buen reconocimiento tienen en el mercado.

OBRA SOCIAL Y CULTURAL

Además de aprobar las cuentas, la Asamblea acordó destinar en 2010 a la Obra Social y Cultural un presupuesto de 42 millones de euros. El presidente de Ibercaja, Amado Franco, dijo que, a pesar del descenso de los resultados, la Caja ha hecho un esfuerzo para mantener una dotación suficiente para las actuaciones previstas.

De la cantidad fijada, en torno a un 50 por ciento se canalizará a través de obra en colaboración, con especial hincapié en las áreas de asistencia social y fomento de la investigación y la educación. Es el caso de la V Convocatoria de Ayudas Asistenciales-Apoyo a la Dependencia o las becas de excelencia en la investigación para doctorandos y postdoctorandos de toda España que actualmente amplían estudios en centros universitarios en el extranjero.

El presidente también hizo balance de la actividad en 2009. Por los centros propios pasaron 1,3 millones de personas e Ibercaja hizo especial hincapié en su apoyo a acciones sociales.

Así, se rubricaron más de 800 ayudas y convenios de colaboración con organizaciones no gubernamentales, entes públicos, asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro. La colaboración se ha llevado a cabo por todas las zonas de actuación donde está presente la entidad y en más de 21 países en vías de desarrollo.

Una parte de los convenios fue fruto de la IV Convocatoria de Ayudas Asistenciales-Apoyo a la Dependencia, por un importe de 6 millones de euros para 209 proyectos en toda España. Con esta convocatoria, Ibercaja ha otorgado, en sus cuatro años de concurso, 16,6 millones de euros para 465 proyectos.

En patrimonio destaca la aportación a la reforma del Museo Diocesano de Jaca, auténtica "capilla sixtina" de románico aragonés. Fue reinaugurado el pasado 6 de febrero por los Príncipes de Asturias, coincidiendo con la apertura del Año Jacobeo, y ya lo están disfrutando cientos de visitantes.