Paseos relajantes por las desiertas playas otoñales, otra motivo para la escapada