¡Conoce los monumentos más visitados de España!

España no es sólo sol y playa. Su riqueza arquitectónica es tal que, cada año, el número de personas que visitan catedrales, castillos y palacios se incrementa de manera exponencial, rompiendo todos los récords.

Valentín Bustos 2 de agosto de 2017

El 72% de las personas que lo visitan lo consideran como "un monumento imprescindible de la ciudad". Durante 2016 fueron 4.561.848 personas las que pusieron sus pies en su interior, un 7% más que en 1015, lo que supuso un nuevo récord. Algunos lo hicieron por su carácter religioso. Otros, por su belleza arquitectónica. Hablamos de una de las obras más emblemáticas de Antonio Gaudi: la Sagrada Familia.La inconclusa basílica, según los datos proporcionados por el patronato que la regenta, atrajo como un panal de rica miel a un 12% de franceses y estadounidenses. A continuación, italianos (8,5%), japoneses (6,5%) y españoles (6%). De este último porcentaje, casi la mitad (46,6%) eran catalanes. Por otro lado, un 11% de las visitas fueron benéficas, escolares, pastorales y personas en paro. Por edades, el 44% tenía entre 16 y 34 años, el 19% entre 34 y 44 años, el 18% hasta 54 años, y el 20% mayores de 55 años. Y es que no sólo de sol y playa vive el turista. La gran profusión de elementos decorativos que conforman este monumento, y su fantástico colorido, además de su autor, disparan cada año el número de visitantes. Pero no se trata de una aguja en un pajar. La profusión y gran riqueza arquitectónica diseminada a lo largo de la geografía nacional hace que estas maravillas sean poderosos imanes a los que es muy difícil no acudir. Y a más de uno dejan con la boca abierta.

Fortaleza nazarí. Centro político y aristocrático del occidente musulmán, la Alhambra de Granada es considerada por muchos como el monumento más bello de España. Fuentes y aguas que discurren por sus arroyos, edificios nazaríes... y los patios, entre los que sobresale el de los Leones, fueron fotografiados durante 2016 por 2,6 millones de usuarios (un 5,7% más respecto al año anterior: 2,4 millones). Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, esa cifra se quedó a 148.000 entradas de su aforo máximo (2.763.500 personas al año), límite básico para conservar en perfecto estado de revista al monumento. Dicho de otra manera, cada día acogió, de media, a 8.500 personas.¿El mes con más afluencia? Mayo, con 265.459 visitantes (95,6% de la ocupación), y nuevo máximo histórico. ¿El de menos? Enero, con 138.440 visitantes (70,3% de la ocupación). "El 71,17% de los visitantes adquieren su entrada con antelación, un 1,49% más que en 2015", señalan desde el Patronato de la Alhambra y el Generalife. Y añaden: "en el 2016 se ha aumentado la cifra en más de 9.000 bonos turísticos, suponiendo un 19% de crecimiento con respecto al 2015".

Por modalidades de entrada, hubo un fuerte crecimiento en la modalidad de visitas a la Alcazaba, Torres y Generalife (pasó de 226.889 a 273.845, es decir, 46.956 más); la Alhambra Especial (de 33.636 a 47.468, lo que supuso un incremento de 13.832), y Alhambra Experiencias (de 27.550 tickets hasta 31.296, un aumento de 3.746). "También destaca el crecimiento de las entradas combinadas con otros monumentos. Ahí destaca la entrada denominada Dobla de Oro General, con un incremento de más de 20.000 entradas", señalan desde el Patronato.

¿Cuál es el perfil de los visitantes? Ahí hay que diferenciar entre aquellos que lo hacen de manera individual, y los que viajan en grupo. Entre los primeros, el 56% son mujeres, con edad entre 26 y 35 años (29% del total), con estudios universitarios (el 72%), en un 55% trabajan por cuenta ajena, y el 22% tienen un nivel de ingresos entre 1.800 y 3.000 euros mensuales. Suelen pernoctar una media de tres noches en la ciudad, y para una de cada cuatro, su principal motivo para arribar a la ciudad es la propia Alhambra. Entre quienes viajan en grupo, el 60% son mujeres, uno de cada tres tienen entre 26 y 35 años, con estudios universitarios también el 72%, y un tercio pernoctan en hoteles de mayor categoría. "Se mantiene la tendencia de más visitas de la población femenina que masculina. Existe mayor diferencia de ratios cuando la visita es en grupo. Y el nivel formativo es de educación superior mayoritariamente", apuntan desde el Patronato.

La mitad de la población visitante procede del turismo nacional, y la otra mitad se reparte casi a partes iguales entre el turismo de la Unión Europea (UE) y el de otros países. Destaca el Reino Unido (12,1% del total), seguido de Italia y Estados Unidos (ambos con un 10,9%). A continuación, franceses, argentinos, brasileños, holandeses, alemanes, mexicanos y portugueses conforman el top ten. Todo esto por lo que respecta a la información turística porque, además, la programación cultural atrajo a más de 237.500 personas.

Bello laberinto. Son muchos los calificativos que ha recibido: bosque de columnas, bosque mágico, laberinto de color... Lo cierto es que la Mezquita de Córdoba, mandada construir por el emir musulmán Abderrahman I en el año 785 sobre los restos de la antigua iglesia visigótica de San Vicente, no deja indiferente a ninguno de sus visitantes. Quizás sea por el colorido de sus columnas, con doble arquería y arco de herradura. Tal vez porque es un compendio del arte omeya junto a los estilos gótico, renacentista y barroco de la construcción cristiana. O, por qué no, porque en su interior hay una catedral, uno de los mirhab más importantes del mundo musulmán, mosaicos bizantinos y mármoles labrados, y un precioso patio que da acceso al recinto. Por todo ello, y por mucho más, recibió 1,8 millones de visitantes en 2016 (un 8,4% más que el año anterior) según datos del Cabildo, institución eclesiástica que lo gestiona.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, lleva siete años consecutivos batiendo su récord. Incrementos que se dan en todas y cada una de sus actividades. Por ejemplo, aumentó en un 6% (hasta las 29.951 personas) quienes disfrutaron de la visita nocturna llamada 'El Alma de Córdoba'. Quienes quisieron hacer algo de ejercicio, y subir a la torre-campanario, fueron más de 70.000 personas (+27). Abierto en 2015, las vistas privilegiadas que ofrece han actuado como un poderoso imán para la concurrencia.

Tan buenos son los guarismos que el Cabildo se ha embarcado en un proyecto modernizador cuyo primer paso ha sido un sistema de venta de entradas por internet para que los asistentes puedan programar de antemano su visita. También se han instalado máquinas para la adquisición de entradas con tarjetas de crédito o débito, y se han adquirido audioguías para hacer que niños y jóvenes disfruten de la experiencia a través de juegos, por ejemplo.

A más de 850 kilómetros de distancia, la catedral de Santiago de Compostela es otro de los baluartes que año tras año actúa como reclamo turístico. Así, a la oficina del Peregrino acudieron 277.854 peregrinos, valga la redundancia. Pero son muchos más quienes saborean esta obra clave del románico en la que concluyen, debido a las sucesivas ampliaciones, otros estilos arquitectónicos. "El acceso a la basílica es libre y gratuito, por lo que no disponemos de datos específicos", apuntan desde el departamento de Comunicación de la Catedral. Y añaden: "El Museo, que incluye visitas a la colección permanente y visitas guiadas a cubiertas, tribuna y excavaciones arqueológicas, tiene control de entrada mediante ticket por lo que los datos son más precisos".

En concreto, y durante 2016, fueron 187.329 las personas que atravesaron sus puertas, el mejor dato histórico (13.000 más respecto a 2015). Si echamos un poco más la vista atrás, durante los seis últimos años, el incremento ha sido del 30%. También cabe subrayar la actividad educativa, a la que se sumaron más de 11.000 alumnos, y las visitas en grupos guiados (más de 71.000 visitantes).
No románica, sino gótica, es la Catedral de Burgos, la única de España declarada, por sí sola, Patrimonio Mundial por la Unesco. La Puerta del Perdón, la del Sarmental, el Cimborrio, la Escalera Dorada, sus capillas... pero, sin duda, las torres de 84 metros, coronadas por las increíbles agujas caladas del siglo XV, atrajeron durante el pasado año a 357.497 turistas (un 6% más que un año antes). La seo burgalesa pisó el acelerador gracias a la pulsera turística, una entrada única que posibilita visitar además el Museo del Retablo y las Iglesias de San Gil y San Nicolás de Bari. Para este año, entre sus mejoras, está la restauración del trasaltar, que concluirá en 2012, fecha del octavo centenario de la colocación de la primera piedra.

De cuento. Allá donde confluyen los ríos Eresma y Clamores, se levanta un castillo que bien podía calificarse como de Disney. Levantado a principios del siglo XII, el Alcázar de Segovia se ha convertido en el principal símbolo de la ciudad junto con el Acueducto romano. Fueron 572.558 personas las que se adentraron en su interior, recorriendo sus estancias, y subiendo la estrecha de caracol para contemplar algunas de las más bellas vistas castellanas. "Este año vamos a invertir en la restauración de la muralla norte y la bajada al revellín, así como la tapia del parque norte", apunta Ángel Manuel Borao, teniente de alcaide del Alcázar. Principalmente fueron españoles quienes atravesaron sus puertas (72%), seguido de franceses y coreanos del sur (3,1%), estadounidenses (2,8%) y chinos (2,3%), "A lo largo de 2017 el número de visitas se ha ido incrementando mes a meses, y en el primer semestre han visitado el Alcázar un 24,1% más de turistas respectos a los datos del año pasado", añade Borao.

Una cifra similar (se estima que la media anual es de 600.000 visitantes) pasan por la catedral de Mallorca, la única del mundo que se refleja en el mar. En su interior, el impresionante rosetón de colores, o la capilla realizada por el artista Miquel Barcelona, son paso obligado. En su exterior, la puerta Mayor y la puerta sur o Mirador. Sin olvidar las reformas llevadas a cabo por Antonio Gaudí. Y si es curioso, subir los algo más de doscientos escalones que le llevarán a la parte más alta del templo donde descubrirá el campanario (tiene nueve campanas), las terrazas de los arbotantes o el pasadizo entre las dos torres de la fachada principal. Resumiendo: habrá repique de campanas por tanto dato récord.