Qué hacer en Barcelona

Barcelona reúne todas las condiciones básicas para ser una ciudad volcada al ocio y al disfrute. El clima y carácter mediterráneos, una intensa atmósfera cultural y cosmopolita, buena gastronomía y una cara realmente bonita. Te recomendamos algunas de las cosas que puedes, y debes, hacer en la ciudad.

Joaquín Aranoa 15 de septiembre de 2016

Barcelona reúne todas las condiciones básicas para ser una ciudad volcada al ocio y al disfrute. El clima y carácter mediterráneos, una intensa atmósfera cultural y cosmopolita, buena gastronomía y una cara realmente bonita. Te recomendamos algunas de las cosas que puedes, y debes, hacer en la ciudad.

Subir al Park Güell y ver atardecer desde allí. El Park Güell, obra del genial Antoni Gaudí, es fantasía en estado puro, como recorrer con Alicia, el país de las maravillas. La gran cantidad de elementos naturales, religiosos, mitológicos y hasta políticos, entremezclados en este escenario de cuento, no te dejarán indiferente. Además podrás ver uno de los mejores atardeceres de la ciudad, con el mar al fondo y toda Barcelona a tus pies.

Otras de las cosas que ver en Barcelona: visita Casa Batlló. Volvemos irremediablemente a Gaudí, decorador de la ciudad. La Casa Batlló, situada en el Paseo de Gracia, en la llamada "manzana de la discordia", por encontrarse rodeada de otras maravillas arquitectónicas del modernismo, sorprende desde el minuto 0. Los balcones de la fachada, semejante a calaveras, y las famosas chimeneas coloridas y barrocas de la azotea, hacen de esta una visita indispensable en la ciudad condal.

Subir a Monjuïc. Este espacio se formó a raíz de los Juegos Olímpicos de 1992 y además de contemplar las maravillosas vistas sobre Barcelona con el Tibidabo al fondo, puedes visitar y hacer varias cosas. Se accede normalmente por Plaza España, y subiendo las escaleras, llegamos al Palau Nacional que aloja el Museo Nacional d'Art de Catalunya. El Poble Espanyol, construído en 1929 con motivo de la Exposición Universal, recoge una muestra, a escala real, de varios rincones y arquitecturas de España. Paseando y subiendo, en un bonito paseo entre árboles puedes visitar el Palau Sant Jordi, el Pabellón de Mies van der Rohe o ver una exposición de arte en Caixa Forum.

Empaparte de arte. En barcelona la cultura se siente nada más poner un pie en su suelo, enumerar todos los museos y galerías sería imposible, pero creemos que no puedes perderte La Fundación Miró, que alberga pintura, escultura y piezas gráficas, y es uno de los más grandes del mundo. El popular MACBA ( Museo de Arte contemporáneo), cuya plaza es una de las más "alternativas" de la ciudad. También es interesante el Museo Pablo PIcasso, para entender su formación en su etapa joven, además está situado en uno de los callejones del precioso barrio gótico.

Recorrer el Barrio Gótico. Aunque Barcelona tiene diferentes barrios, y en cada uno de ellos impera un estilo totalmente diferente, es el Barrio Gótico el que consideramos el más bonito de la ciudad. Pasearlo es un viaje al pasado por la estrechez de sus callejones medievales y plazas, es uno de los lugares más bellos de la ciudad. Dentro la Plaza del Pi, Plaza Real, Plaça de Sant Jaume, la Catedral de Barcelona - no confundir con Santa María del Mar-, y la iglesia de Sant Felip Neri, que te impactará por los agujeros, huellas de los fusilamientos en sus muros en la guerra civil.

Bañarte en el Mediterráneo. Uno de los grandes encantos de una ciudad, sea la que sea, es tener una playa cerca. Y si en lugar de cerca, es en pleno centro, está rodeada de restaurantes donde degustar la gastronomía del lugar, y encima las aguas que la bañan son del Mediterraneo. ¿Que más se puede pedir?