Eroski cifra en 254 euros el IBI para una familia tipo de Valladolid en un piso de 100 metros, por debajo de la media

Un estudio de Consumer Eroski sobre los impuestos de bienes inmuebles (IBI) de 16 ayuntamientos de grandes ciudades españolas cifró en 254 euros el importe a pagar por parte de una familia tipo en un piso de 100 metros cuadrados en una zona característica de 'clase media', lo que sitúa a la capital castellanoleonesa por debajo de la media del informe (290 euros).

11 de junio de 2010

VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)

Un estudio de Consumer Eroski sobre los impuestos de bienes inmuebles (IBI) de 16 ayuntamientos de grandes ciudades españolas cifró en 254 euros el importe a pagar por parte de una familia tipo en un piso de 100 metros cuadrados en una zona característica de 'clase media', lo que sitúa a la capital castellanoleonesa por debajo de la media del informe (290 euros).

Según informaron fuentes de la empresa de distribución, la familia media de Burgos es la que paga el IBI más bajo de las principales capitales, con 181 euros, tres veces más económica que la de Barcelona (589 euros). Este impuesto, añadieron, ha aumentado en cuatro años un 21%.

Así, Valladolid se sitúa por debajo de la media de 290 euros en cuanto a familias de 'clase media', si bien el estudio advirtió de que en la ciudad castellanoleonesa los ciudadanos no pagan tasa de recogida de basura doméstica, sino que este servicio se financia con la recaudación total de tasas, entre ellas el IBI.

También por debajo de la media se encontraría el pago correspondiente a una familia que viva en un barrio 'popular' en un piso de 83 metros cuadrados, calculado por el estudio en 103 euros. El promedio de las 16 ciudades es de 139, mientras que el IBI más caro en este tramo corresponde a Vitoria, con 325, y el más barato a Murcia, con 25.

Sin embargo, en un nivel más elevado, como sería una vivienda de 155 metros cuadrados en un barrio de clases acomodadas, el IBI de Valladolid sube hasta la cuarta posición, con una estimación de 757 euros que supera la media de 730. En esta lista, la ciudad más cara sería Valencia, con 1.275 euros y la más barata A Coruña, con 442.

El estudio de Consumer Eroski se realizó en un total de 18 ciudades como A Coruña, Alicante, Barcelona, Bilbao, Burgos, Córdoba, Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza. Sin embargo, los datos se reducen a 16 porque los consistorios de Granada y Sevilla no aportaron los datos.

POR ENCIMA DEL IPC

En una comparación con un informe similar elaborado en 2006, se aprecia un incremento del 21 por ciento, muy por encima del aumento del IPC en ese mismo periodo (un 8,7 por ciento) que oscila entre los 149 euros a 181 euros en la actualidad. Burgos se mantiene en la misma posición que hace cuatro años al tener la contribución más baja de las capitales analizadas, aunque no en todos los niveles económicos.

Consumer Eroski recordó que la cuota que finalmente paga el ciudadano en concepto de IBI depende de las variables del valor catastral (el valor del suelo más el valor de construcción; normalmente representa en torno a la mitad del valor de mercado de la vivienda) y el tipo impositivo o de gravamen.

Para hacer el cálculo de la cuota íntegra que el propietario debe abonar cada año, se multiplica el valor catastral por un tipo impositivo cuyos mínimos y máximos están marcados por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales.

El hecho de que los consistorios apliquen un mayor o menor tipo impositivo, añadieron, no quiere decir que el contribuyente pague más o menos cuota de IBI. El valor catastral es la segunda variable que interviene en la deuda total a desembolsar. Por ejemplo, San Sebastián es la ciudad con el tipo impositivo más bajo, pero si se analiza el total a desembolsar por cuota de IBI en una familia de clase media, esta cifra asciende a 363 euros, la tercera ciudad más cara.

Por su parte, Bilbao es la capital con el tipo impositivo más alto, pero las familias de clase media pagan la mitad de IBI que la ciudad más cara, Barcelona (292 euros frente a 589 euros).

El informe también recogió algunas de las bonificaciones que aplican los ayuntamientos para familias numerosas, en la mayoría de las ciudades, el 50 por ciento en las viviendas de Protección Oficial, para los sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar, en casos como los de Barcelona, Bilbao, Córdoba, Sevilla, Vitoria, Madrid, Zaragoza y Málaga.

Por otra parte, explicaron que algunos municipios introducen beneficios para las rentas bajas, como en Vitoria o Granada, mientras que San Sebastián y la capital alavesa benefician igualmente a los propietarios de viviendas alquiladas.