Bernardos celebrará la Subida al Castillo

La localidad segoviana de Bernardos, de 600 habitantes, celebrará entre el 21 y el 26 de mayo su tradicional Subida al Castillo, una fiesta popular que tiene lugar cada diez años y que permite multiplicar por ocho la población del municipio durante sus cinco días de duración.

7 de marzo de 2010

Bernardos celebrará la Subida al Castillo

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

La localidad segoviana de Bernardos, de 600 habitantes, celebrará entre el 21 y el 26 de mayo su tradicional Subida al Castillo, una fiesta popular que tiene lugar cada diez años y que permite multiplicar por ocho la población del municipio durante sus cinco días de duración.

Este año, la fiesta dará comienzo el día 21 con la actuación de Nuevo Mester de Juglaría y concluirá el 26 con la subasta de las andas de la Virgen a las puertas de la iglesia parroquial, según informaron a Europa Press fuentes de la organización. El día 23, domingo de Pentecostés, se subirá en romería la imagen de la Virgen del Castillo, patrona de la localidad.

La primera Subida al Castillo tuvo lugar en 1732 para pedir la intercesión de la Virgen del Castillo por la sequía. Desde entonces, los vecinos de Bernardos llevan a su patrona a la ermita que lleva su nombre, para devolverla tres días después a la iglesia parroquial del pueblo en una procesión que dura toda la noche del martes, la denominada 'Bajada', que la última vez se alargó durante 18 horas.

Tradicionalmente, la Subida, una fiesta con un claro componente religioso que ha trascendido a lo meramente popular, se celebraba sin una cadencia fija para pedir a la Virgen que intercediera por el pueblo en caso de sequías y calamidades o para celebrar acontecimientos religiosos, sociales o políticos. Desde 1940, la Subida al Castillo se celebra cada diez años y congrega a personas de toda España.

Desde el siglo XVIII y con la nueva edición de este año, suman ya 20 las Subidas celebradas.

Fuentes de la organización explicaron además que los preparativos de esta fiesta, "única" por sus características en toda España, comienzan tres años antes y que los habitantes del municipio se vuelcan de manera "altruista y voluntaria" en la organización.

Así, las mujeres decoran el pueblo con seis arcos de flores tejidos por ellas mismas para recibir el paso de la Virgen, mientras que los jóvenes ensayan a diario, durante los años previos a la Subida, bailes populares castellanos, paloteo y jotas, que se ejecutan única y exclusivamente durante la Subida.

De hecho, para la organización de la festividad se creó la Asociación de la Subida, que engloba a todas las entidades representativas del pueblo: Ayuntamiento, asociaciones, peñas y empresas.

"Durante cinco días, la alegría y el fervor religioso se mezclan para apoderarse de Bernardos, que descansa de su principal actividad industrial: la explotación de sus famosas canteras de pizarra, de donde han salido los materiales para tejados de edificios majestuosos como el Monasterio de El Escorial o el Palacio de Buckingham", añadieron.