Puig insta a Rajoy a retirar la "prohibición absurda" para traer refugiados sirios en un buque de Baleària

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha instado al Gobierno central a levantar la "prohibición absurda" sobre la medida propuesta por el Consell para traer 1.100 refugiados a España a través del Mediterráneo en un buque que ha puesto a su disposición la naviera Baleària. "No es entendible que el Gobierno se oponga por oponerse y ponga fronteras y barreras a la solidaridad de los ciudadanos", ha manifestado el 'president'.

21 de septiembre de 2015

Puig insta a Rajoy a retirar la "prohibición absurda" para traer refugiados sirios en un buque de Baleària

VALENCIA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha instado al Gobierno central a levantar la "prohibición absurda" sobre la medida propuesta por el Consell para traer 1.100 refugiados a España a través del Mediterráneo en un buque que ha puesto a su disposición la naviera Baleària. "No es entendible que el Gobierno se oponga por oponerse y ponga fronteras y barreras a la solidaridad de los ciudadanos", ha manifestado el 'president'.

Así lo ha indicado tras mantener una reunión con el presidente de la asociación Hispano-Siria de la Comunitat Valenciana, Abdallah Wassel Kassam, a quien le ha transmitido el acuerdo del Gobierno valenciano y Baleària por el cual la naviera valenciana le cede el barco 'Martín i Soler' de manera altruista para evacuar refugiados sirios desde Lesbos hacia la Comunitat y que podrá estar disponible a principios de noviembre.

Puig, quien ya anunció este domingo el envío de una carta a Rajoy para que valorara la propuesta del Consell después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, insistiera en que éste es un procedimiento europeo y son los estados miembros quienes tienen la responsabilidad de la organización del traslado, ha reiterado este lunes su petición para que el Gobierno "no prohíba la solidaridad".

Según el 'president', los valencianos "han optado claramente por ser solidarios" y ha sido así "históricamente y ahora ante esta situación". Para Puig, se trata de una "cuestión de humanidad" y ha destacado que "no se puede estar permanentemente en una especie de bucle burocrático, que pase el tiempo y no se haga nada". "Nosotros tenemos la obligación de acoger a aquellas personas que están en esta situación de extrema dificultad", ha agregado.

LA GENERALITAT NO IRÁ "POR LIBRE"

En otras declaraciones, antes de asistir al acto de conmemoración del Día Mundial del Alzheimer organizado por la Federación Valenciana de Asociaciones de Familiares y Personas con Alzheimer (Fevafa), Puig ha expresado la disposición de la Generalitat "a colaborar", aunque ha precisado que se hará "de acuerdo con el Estado" porque no van a "ir por libre".

No obstante, ha incidido en la necesidad de "hacerlo" porque "no podemos estar viendo la televisión como si no pasara nada". En esta línea, se ha cuestionado por qué España no está recibiendo refugiados mientras "en estos momentos, ya hay muchos países de Europa que sí los están recibiendo". Por ello, ha añadido que no es el Consell el que tiene que dar explicaciones sino el Gobierno español por su "dontancredismo".

Puig ha asegurado que aún no ha recibido respuesta de Rajoy a su carta aunque cree que "lo lógico es que el corredor humanitario se pueda abrir en el Mar Mediterráneo" y "no hay ningún motivo para que en la primera semana de noviembre no se pueda realizar este viaje".

El jefe del Consell ha asegurado que la Generalitat está dando una "respuesta en positivo", que "además no es onerosa", con lo que no piden dinero al Gobierno para traer estos 1.100 refugiados sirios. En este sentido, ha afirmado que van a llevar a cabo esta iniciativa "con la sociedad civil valenciana, con una empresa que ha dado un paso adelante --en referencia a la naviera Baleària--, y otras empresas que se van a sumar y los valencianos que están en disposición de acoger a refugiados que en un momento determinado tienen que huir de su país y de la guerra".

Puig ha resaltado que la comunidad siria es importante en la Comunitat, con "más de 5.000 personas" y ha apuntado que los refugiados que recibiría la Comunitat "en el futuro van a volver a Siria porque es un gran país que tiene futuro" pero en el que "los amos de la guerra están dificultando que pueda vivir en libertad y en paz".

COLABORACIÓN DE LA ASOCIACIÓN HISPANO-SIRIA

Por su parte, el presidente de la asociación Hispano-Siria ha mostrado la disposición de su colectivo a "colaborar en lo que se necesite", en cuanto al idioma o al aspecto psicológico, porque los refugiados vendrían a un "lugar que no conoce, que es culturalmente distinto y tiene costumbres diferentes" y para paliar estos problemas, esta asociación puede "ayudar muchísimo".

Wassel ha señalado que se ponen a disposición del Consell porque "están trabajando muy bien" y ha destacado que "hay mucha voluntad tanto en la Generalitat como en los pequeños municipios" por lo que ha manifestado: "Que cuenten con nosotros para lo que necesiten". Asimismo, ha criticado que el Gobierno central haya rechazado la medida del Consell para traer refugiados a través del Mediterráneo ya que a su juicio "no hay ningún" motivo, a no ser que se deba a que "el Gobierno valenciano no es del mismo color político que el central".

En cuanto al "corredor humanitario" que plantea el Gobierno valenciano, Wassel ha comentado que "lo más lógico es traerlos directamente desde las islas griegas a Valencia, en vez de pasar por Hungría y Croacia" debido a que "cuesta menos y facilita mucho más la acogida de esos refugiados".