El PSOE pedirá al Gobierno un nuevo impuesto sobre la riqueza

La vicesecretaria general y candidata del PSOE al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, ha anunciado que su partido pedirá en el Debate sobre el estado de la Nación, que comienza este martes, un nuevo impuesto sobre la riqueza, con el objetivo de que parados, jubilados y trabajadores que tengan hijos y su renta sea menor de 16.000 euros al año, no paguen el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF).

Europa Press 24 de febrero de 2014

Elena Valenciano ha explicado esta propuesta durante su visita al colegio público Ciudad de Cremona en Alaquàs (Valencia), donde ha destacado que su partido buscará "que la gente sin recursos no pague y pague la gente que tiene dinero".

"Hay gente que tiene mucho dinero y no paga los impuestos que debe", ha destacado Valenciano, quien ha apuntado que trataran de "obligar" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "que hable de los ciudadanos más que de las cifras" durante el Debate sobre el estado de la Nación.

Fuentes socialistas han subrayado que esta propuesta es una "medida de justicia social" para ayudar a los más castigados por la crisis y también de "eficiencia económico" para estimular el consumo y la actividad económica para crear empleo.

El PSOE buscará así que paguen más las grandes fortunas al integrar en el IRPF la tributación de la rentabilidad de toda la riqueza patrimonial de las personas a partir de un mínimo exento, ya sea inmobiliaria, mobiliaria e independientemente de donde esté invertida.

El secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, defenderá durante el Debate sobre el Estado de la Nación esta propuesta de rescate fiscal dentro de la reforma fiscal que defienden los socialistas, que busca proteger fiscalmente a los sectores que más dificultades están pasando y que son los más perjudicados por la crisis.

La crisis económica está castigando especialmente a los parados y trabajadores con menos ingresos que se han empobrecido rápidamente a consecuencia de la bajada de salarios, los recortes en el gasto y servicios públicos fundamentales y la mayor subida de impuestos y tasas de la democracia, recuerda el PSOE.