¿Estuvo Bush detrás del 11-S?

El virus VIH no provoca el sida, Hitler huyó en un submarino... son teorías creídas por miles de personas. Las teorías conspiranoicas ganan terreno ante la sensación ciudadana de que se oculta información. Un simposio trata esta realidad paralela.

J. Torres 2 de abril de 2009

¿Estuvo Bush detrás del 11-S?
Seguramente la de Bush y los atentados a las Torres Gemelas sea una de las últimas teorías conspiranoicas que más adeptos tenga entre la población en general. Evidentemente no hay pruebas (los conspirativos no suelen ofrecerlas) pero es una realidad paralela que a muchos les 'cuadra'. Por ejemplo, uno de los documentales que más circulan por la red, 'Confronting the Evidence' plantea que no fue un avión lo que se estrelló contra el Pentágono y que las Torres Gemelas fueron en realidad demolidas con explosiones.

La teoría conspirativa se ha vuelto un tema de interés para sociólogos, psicólogos y expertos desde por lo menos la década de 1960, cuando el asesinato del presidente de EEUU John F. Kennedy provocó una respuesta del público sin precedentes dirigida contra la versión oficial del caso según lo expuso el Reporte de la Comisión Warren. El informe de dicha comisión ha sido contradicho por el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos, establecido en 1976, que en su informe final concluye que el presidente John F. Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración.

La "Teoría de la Conspiración" no es nueva. De hecho, se asegura que la primera fue la conspiración judeo-masónico-comunista a mediados del siglo XIX. Pero desde ese momento hasta ahora, y sobre todo con la generalización de internet, este tipo de teorías convencen a millones de personas. Pero empecemos por el principio... ¿Qué es una teoría conspiranoica? La mayoría de los entendidos suelen ejemplificar este término con 'leyenda urbana'. Las teorías conspiranoicas surgen en torno a un hecho político, histórico y social, dotándolo de una explicación paralela, casi siempre enfundada en unos intereses que se ocultan a la mayoría de la población.

A pesar de que esta definición podría parecer que quienes lanzan estas teorías son unos chiflados, existe un principio del teórico norteamericano Mark Fender que es aceptado universalmente: "a los amantes de las conspiraciones no hay que creerles, pero hay que escucharles". Y como cada vez se les escucha más, desde hoy y hasta el sábado, se celebra en Valencia Spectra, el Segundo Simposium Mundial sobre Teoría(s) de la Conspiración. En él se abordará esta corriente como parte de la cultura (o contra cultura) popular. Porque lo que sí es cierto es que el sentir de muchos ciudadanos de que en ocasiones se les oculta la verdad es lo que les empuja a buscar respuestas alternativas a las versiones oficiales, siendo esta curiosidad el caldo de cultivo ideal para las teorías conspirativas.

El periodista Javier Cavanilles (uno de los participantes al congreso de Valencia) asegura que el primer mandamiento del conspiranoico es "creer que el mundo lo dirige una pequeña élite", y que aunque esto está lejos de la realidad "también decimos que vivimos en una democracia cuando el poder real de los ciudadanos está bastante distorsionado". Por eso, tal y como defiende Cavanilles, creer tanto en un pequeño grupo que dirige nuestras vidas como en la Democracia, es una cuestión de fe.

EN ESPAÑA

En nuestro país seguramente la teoría conspirativa más común sea la relacionada con el 'síndrome del aceite de colza'. Una de las mayores expertas en esta teoría es la periodista alemana de la agencia Reuters Gudrun Greunke. Según ella, el síndrome tóxico que causó 1.500 muertos y lesionó gravemente a 25.000 personas en 1981 no tiene nada que ver con ningún aceite. Defiende que "introduciendo en un ordenador todos los síntomas de los enfermos de la lista oficial del ministerio de Sanidad, la máquina acaba apuntando a unos productos muy diferentes y bien conocidos. Unos órganos fosforados descubiertos en los años 30 por Bayer. Todos ellos empezaron su vida como arma química".

Independientemente de que esta afirmación tenga base científica o no, nadie duda de la atracción que ejercen las teorías conspiranoicas. Conociéndolas muchos sienten que tienen en su poder una información privilegiada que les da una perspectiva más amplia de la realidad y de los acontecimientos históricos, pero al final, para lo único que sirven las conspiraciones son para animar algo más las tertulias con los amigos.

LAS TEROÍAS CONSPIRANOICAS MÁS EXTENDIDAS

    *La conspiración Judeo-Masónico-Comunista-Internacional
    * Rothschild, Rockefeller, Los Illuminati, el sistema financiero mundial, el Sistema de Reserva Federal en Estados Unidos y el Grupo Bilderberg
    * El fenómeno OVNI y, en concreto, el ocultamiento de pruebas sobre visitas de seres extraterrestres. Incluso hay quienes afirman que diversas razas de estos seres mantendrían un supuesto contacto con los grandes líderes de la Tierra.
    * Las declaraciones de la presencia de hileras de naves extraterrestres en la Luna vistas por el Apolo XI.
    * La existencia de bases subterráneas (en donde no se sabe qué se hace) en distintas partes del mundo. El Área 51 es un ejemplo de ello.
    * Las teorías sobre el asesinato de Kennedy
    * Las teorías Elvis está vivo y Paul está muerto
    * La explicación de la inesperada muerte de Juan Pablo I como un asesinato
    * El intento de asesinato de Jimmy Hoffa
    * El Plan Andinia como conspiración judía para adueñarse de la Patagonia.
    * Las acusaciones de falsificación en los alunizajes del Programa Apolo.
    * El 11-S fue un autoatentado del gobierno de George W Bush, para crear la excusa de lanzar la guerra contra el terrorismo, comparable al incendio del Reichstag, tal como el suceso de Pearl Harbor, el cual terminó de motivar a los Estados Unidos a lanzar la bomba atómica sobre Japón, en la Segunda Guerra Mundial. El incidente del acorazado USS Maine durante la Guerra de Cuba es utilizado como explicación para ambas teorías.
    * La aparición repentina de distintas enfermedades mortales en el mundo en las últimas décadas.
    * Las teorías que hablan de que el VIH no sería causante del SIDA
    * La construcción de las Pirámides de Egipto fue obra o enseñanza de seres extraterrestres, según autores calificados, a veces de intencionadamente ignorantes. Así mismo, se atribuye la construcción y/o enseñanza u ayuda de seres extraterrestres en las pirámides de Chichén Itzá, Teotihuacán y Palenque en México, Machu Pichu y Sacsaihuaman en el Perú, Tihuanaco en Bolivia, Stonehenge en Inglaterra, Moais en Isla de Pascua, Chile y otras construcciones sorprendentes en diversas partes del planeta.
    * La teoría de la conspiración electrónica o dominio de la población mundial a través de sistemas electrónico-informáticos[39] como Internet.
    * La relativa a la elección de Juan Pablo II organizada, según Andropov , por una conspiración germano-estadounidense en la que eran elementos clave dos polacos: Zbigniew Brzezinski y John Krol.
    * Que la Tierra sea hueca, con una civilización avanzada viviendo dentro de la Tierra, con dos aberturas en los polos para entrar dentro de la Tierra y la ocultación por parte de la NASA de las fotos de las aberturas.
    * El Nuevo Orden Mundial.

Si quieres conocer el programa del Segundo Simposium Mundial sobre Teoría(s) de la Conspiración pincha aquí.