Las vidas rotas por el atentado en el Manchester Arena

Comienzan a identificarse a las primeras víctimas del atentado en Manchester que ha dejado 22 muertos y 59 heridos. Georgina, de 18 años, y Saffie, de 8 años, son las primeras identificadas. 

Que.es 23 de mayo de 2017

Empiezan a conocerse los primeros nombres de las víctimas mortales del atentado de este lunes durante el concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, al que acudieron más de 20.000 personas.

En total, 22 personas han muerto y 59 están heridas, algunas de ellas en estado crítico. Entre las víctimas mortales hay niños y adolescentes.

Georgina Bethany Callander, de 18 años, ha sido la primera víctima mortal identificada. Según el diario 'The Independent', la joven británica era fan incondicional de Ariana Grande, y horas antes de la actuación a la que acudía con mucha ilusión escribió en Twitter lo siguiente, haciendo referencia a la artista estadounidense: "Muy emocionada de verte mañana". La joven falleció poco después de ser trasladada al hospital.

Saffie-Rose Roussons es otra de las víctimas que dejó el ataque, reivindicado por el Estado Islámico. Con 8 años, se trata de la víctima más joven del atentado. Saffie iba al concierto en compañía su hermana Ashlee Bromwic y su madre, Lisa Roussons, quienes resultaron heridas. Una amiga de la familia difundió la imagen de la pequeña por las redes sociales, ya que no conseguían localizarla. Finalmente se ha confirmado su identidad. 

John Arkinson, un joven de 26 años, es otra de las víctimas mortales. Sus familiares y amigos lo han descrito en las redes sociales como un joven "maravilloso". 

Kelly Brewster, de 32 años, acudió al concierto junto a su hija y su sobrina. Según publican medios británicos, murió salvándolas, al abalanzarse sobre ellas. Las pequeñas se encuentran entre las heridas. 

Otras dos madres, Alison y Lisa, acudieron juntas a llevar a sus hijas al Manchester Arena. En el momento del ataque, se encontraban en el vestíbulo esperándolas, donde murieron.