Una aerolínea saca a la fuerza a un pasajero tras vender billetes de más

Agentes de la Policía de Chicago expulsaron de forma violenta a un pasajero de un avión después de que la compañía vendiera billetes de más. 

Que.es 11 de abril de 2017

Un nuevo incidente ha puesto en el punto de mira a la aerolínea United Airlines. El pasado domingo por la noche agentes de la policía de Chicago expulsaron de forma violenta a un pasajero del avión ante las protestas y miradas atónitas del resto de viajeros, entre los que había niños.

Según un testigo del vuelo 3411, que cubría la ruta Chicago-Louisville, el personal de la compañía pidió cuatro voluntarios para ceder su asiento a cambio de 400 dólares, una noche de hotel y un nuevo billete en un vuelo programado para el día siguiente. Supuestamente, necesitaban esos asientos para que viajaran más miembros de la tripulación que tenían que llegar a tiempo a Louisville para otros vuelos. Además, amenazaron con que si no salían los voluntarios, 

Como no salió ningún voluntario, la oferta subió hasta los 800 dólares, pero aún así nadie quería abandonar su asiento. Fue entonces cuando la propia aerolínea eligió a los pasajeros al azar. Una pareja abandonó de forma voluntaria, pero el hombre de las imágenes se negó, alegando que era médico y que tenía pacientes esperándole a la mañana siguiente. 

Sin darle opción, los agentes lo sacaron por la fuerza y arrastrándolo por el suelo. En las imágenes, grabadas por el resto de pasajeros, puede verse como el pasajero tiene la cara ensangrentada, las gafas torcidas y la camiseta levantada.

La situación ha sido condenada por el Departamento de Aviación de Chicago, quien ha dado de baja de forma temporal al agente que arrastra al pasajero a la espera de que se revise la situación. 

Por su parte, el director ejecutivo de la aerolínea estadounidense, Oscar Muñoz, pidió disculpas por lo ocurrido: "Pido disculpas por haber tenido que reacomodar a estos pasajeros. Nuestro equipo está trabajando de forma urgente con las autoridades para llevar a cabo nuestra propia revisión detallada de lo que sucedió".

Este incidente ha tenido lugar días después que la misma compañía impidiera el embarque a tres jóvenes por llevar leggins.