Sufre quemaduras en la cara y el cuello al explotarle los cascos durante un vuelo

La Agencia de Seguridad Aérea de Australia alerta del peligro de los aparatos con pilas o batería propia después de que a una pasajera de un vuelo que cubría la ruta Pekín-Melbourne le explotaran los cascos, causándole quemaduras en el cuello y la cara.

Que.es 15 de marzo de 2017

Una pasajera de un avión que cubría la ruta entre Pekín y Melbourne sufrió quemaduras en pleno vuelo al explotar los cascos con los que escuchaba música, los cuales disponían de pilas propias. 

La mujer estaba dormida y despertó al escuchar un fuerte ruido y se dio cuenta que los cascos estaban ardiendo. Rápidamente los lanzó al suelo y comenzó a pisotearlos para apagar las llamas. Finalmente, miembros de la tripulación solucionaron el problema echando un cubo de agua. 

La explosión le dejó el pelo y las cejas chamuscadas, además de quemaduras en el rostro y el cuello. El suceso tuvo lugar el pasado 19 de febrero y se suma a la larga lista de fallos en baterías que han tenido lugar en todo el mundo, sobre todo las de los Samsung Note 7. 

La Agencia de Seguridad Aérea de Australia está investigando lo hechos. Aunque se negaron a hacer pública la marca de los cascos, un portavoz aseguró que todas las baterías son potencialmente peligrosas.