Condenado un profesor por aprobar a una alumna sin hacer el examen

El Tribunal Supremo ha condenado a un profesor a siete años de inhabilitación por aprobar a una alumna sin que ésta se presentara al examen.

Qué.es 17 de febrero de 2017

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha condenado a un profesor de la Universidad de Granada a siete años de inhabilitación por prevaricación al aprobar a una alumna que no había asistido al examen

Esta condena sería la primera del alto tribunal dirigida a un profesor por una prevaricación de este tipo. El profesor le puso un sobresaliente a la alumna que ni se presentó al examen, ni asistió a clase, ni entregó ningún trabajo que justificase esa nota. Ese sobresaliente le valió a la joven aprobar por compensación otras asignaturas y obtener un mes después el título de Licencia en Pedagogía.

Según el 'Huffington Post', la alumna de la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Granada se dirigió en enero de 2008 a la administradora adjunta para explicarle que no podía asistir a las clases y realizar exámenes ya que estaba trabajando en Cádiz y necesitaba aprobar. La administradora, María del Carmen Cara, le contó la situación de la joven al profesor Fernando Peñafiel, titular del Departamento de Didáctica y Orientación Escolar, con el que mantenía una buena relación.

El profesor cedió a "aprobar a la alumna sin qué esta tuviera que realizar ningún examen, aun sin conocerla y sin que hubiera podido asistir a ninguna de sus clases hasta ese momento, pues entonces ni siquiera estaba matriculada", según el medio anteriormente citado. Después la administradora se puso en contacto con la joven para informarla que un "profesor amigo" había aceptado hacerle ese favor.

Tanto el profesor como la administradora adjunta han sido condenados a siete años de inhabilitación por prevaricación. La sentencia en la que ha sido ponente el magistrado Luciano Varela, el Supremo rechaza el recurso presentado por el profesor contra el fallo de la Audiencia de Granada. El condenado argumenta que la nota de un examen no es una resolución dictada en asunto administrativo por lo que no puede constituir un delito de prevaricación. Algo que el Tribunal dice que la nota de un examen y su reflejo en el acta académica si constituye una resolución administrativa y, por tanto, es susceptible de determinar la comisión de un delito de prevaricación.