El responsable del robo de las joyas de los Goya se entrega a la Policía

El autor de los hechos pensó que las joyas eran baratijas. Confesó el delito sorprendido por el revuelo que se había montado. Puede enfrentarse a 18 meses de prisión.

Que.es 10 de febrero de 2017

Misterio resuelto. El responsable del robo de joyas que se produjo durante la pasada ceremonia de los premios Goya se ha entregado a la Policía en una comisaría de San Blas.

Se trata de un operario de 50 años y sin antecedentes policiales que trabajaba para una compañía de iluminación contratada por la organización de la gala. El hombre ha confesado los hechos y ha devuelto las joyas robadas: dos relojes, unos pendientes, cuatro juegos de gemelos y una sortija, todas de la marca Suárez y valoradas en 30.000 euros.

El arrestado ha confesado que la puerta de la habitación, donde se custodiaban las alhajas, estaba entreabierta. Localizó las joyas escondidas detrás de un monitor de televisión y, según sus propias palabras, pensó que eran "baratijas", así que decidió llevárselas escondidas en uno de sus bolsillos.

Al ver el revuelo que se levantaba por la sustracción de las joyas, decidió contárselo a sus jefes y a la Policía.

Los investigadores ya sospechaban de él desde que revisaron las cintas de seguridad del hotel y en las que aparecía el operario entrando en la habitación.

Al tratarse de un hurto y teniendo en cuenta que el autor se entregó a la Policía, el acusado puede enfrentarse a 18 meses de prisión.

Hoy pasará a disposición judicial.