Un padre intenta asfixiar a su hija de tres meses en Italia para recibir una indemnización

El hombre de 29 años intentó asfixiar a su hija la noche antes de su fallecimiento. El único testigo de los hechos es un niño de tres años que compartía habitación con la pequeña, ingresada en el hospital durante 76 días por problemas respiratorios.

que.es 14 de noviembre de 2016

El pasado 12 de febrero en Bari (Italia) Giuseppe Difonzo intentó asfixiar a su hija, según informa 'Il Corriere della Sera'. Los médicos consiguieron salvar la vida de la pequeña Enmanuela de tan solo 3 meses. Sin embargo, falleció a la mañana siguiente.

Como testigo de los hechos solo hay un niño de 3 años que compartía la habitación con la pequeña. Según su testimonio, el padre se acercó a la cuna del bebé y le oprimió la boca, la frente, el cuello y la barriga con las manos. Para evitar ser descubierto por el niño, Giuseppe le dio su teléfono móvil para que estuviese entretenido.

El bebé llevaba ingresado 76 días en el hospital debido a las crisis respiratorias que sufría continuamente. Las enfermeras declararon que acudieron a la habitación la noche en la que sucedieron los hechos y le realizaron un diagnóstico a la pequeña, que se encontraba en perfecto estado.

Los investigadores creen que el hombre quiso matar a su hija para poder recibir una indemnización por negligencia por parte de los médicos del hospital.

Por su parte, la madre de Giuseppe ha declarado cree que su nieta era un instrumento de Dios y que ha vivido solo tres meses porque la ha mandado Dios para pararlo. Esta última declaración se relaciona con el hecho de que el padre sufre el síndrome de Münchhausen. Esta enfermedad mental hacer creer al cuidador del niño que éste sufre algunos síntomas falsos para creer que el niño se encuentra enfermo.