Declarado culpable el hombre que mató a su vecino por los ladridos del perro

Aunque el alegó que la escopeta se disparó de forma involuntaria, el jurado popular ha considerado que el acusado es culpable del asesinato. La discusión comenzó por los ladridos del perro de su vecino.

que.es 11 de noviembre de 2016

El acusado de matar a su vecino por los ladridos del perro ha sido declarado culpable por el jurado popular. Solo dos han votado en favor de la inocencia de Manuel Enrique A.A. Los hechos sucedieron en la localidad de Benicarló (Castellón) en el 2014.

El declarado culpable del asesinato había declarado que la escopeta se disparó de forma involuntaria y que nunca pretendió hacerle daño, tan solo intimidarlo. A pesar de estas declaraciones, los agentes especialistas explicaron en su informe que para disparar el arma era necesario desbloquearla y apretar el gatillo con una presión de entre dos y tres kilos.

Su defensa se centraba en el hecho de que el arma se disparó de forma involuntaria cuando estaba dando la vuelta por las escaleras del edificio. Sin embargo, la autopsia determinó que el tiro se produjo a una distancia no superior a 50 centímetros. El disparo se produjo a la altura de un ojo, provocando la muerte de la víctima.

La fiscalía le pedía 20 años de prisión por un presunto delito de asesinato. Su defensa calificó su actuación como un delito imprudente y por ello pedía el indulto del acusado, que también fue rechazado por el jurado popular.