El asesino de Pioz confiesa haber sentido ganas de asesinar a su familia

Tras su vuelta a España para confesar los crímenes cometidos en la localidad de Pioz, la Guardia Civil interroga a Patrick Nogueira para poder esclarecer todo los hechos que llevaron a la muerte de los cuatro miembros de la familia.

Que.es 24 de octubre de 2016

El asesino confeso del cuádruple crimen de Pioz ha declarado a la Guardia Civil que sintió unas ganas irrefutables de asesinar el día en el que cometió el fatal crimen. Gracias al relato que ha decidido contar Patrick Nogueira, los investigadores han logrado saber en qué orden se cometieron los crímenes.

En primer lugar, Patrick llegó al chalé de sus familiares en un autobús de línea desde Alcalá de Henares. Janaina fue la que le abrió la puerta y la primera en caer en las manos de su sobrino. La asesinó en la cocina con una navaja que había comprado para este fin. Después, asesinó a sus primos de 4 y 1 año, aunque ha dicho que no recordaba la forma en la que llevó a cabo el crimen.

Esperó la llegada de su tío Marcos después del trabajo. Inició una conversación en el jardín con él, despuéslo introdujo en la casa donde le enseñó los cadáveres de su mujer e hijos antes de matarle. La frialdad de los terribles crímenes aumenta al saber que Patrick, tras asesinar a sus familiares, se duchó y se puso ropa de su tío para después tumbarse en su cama y descansar.

"El asesino de Pioz" no quería ser descubierto, y para ello cogió el móvil de su tío y llamó al propietario de la casa para decir que se retrasarían un poco en el pago del alquiler. Continuó con su vida normal en Alcalá de Henares hasta que se descubrieron los cuerpos y consiguió volar a Brasil.

La Guardia Civil no ha conseguido identificar el móvil que motivó al brasileño para asesinar a sus familiares. Patrick solo ha declarado que siempre tuvo esas ganas de asesinar y que ese preciso día decidió desarrollarlas.