La familia de María Villar habló con ella antes de su muerte

La familia de María Villar no solo pagó parte del rescate exigido por los secuestradores, sino que llegó a hablar con ella antes de que fuera asesinada. Fue su prueba de vida.

Qué.es 22 de septiembre de 2016

En el secuestro y asesinato de María Villar se acumulan los infortunios. La fatalidad que hizo que todo terminara de la peor manera. Los investigadores mexicanos han calificado el suyo como un "caso atípico" puesto que, si bien el secuestro exprés es una práctica habitual en México, no lo es tanto que termine en asesinato, y menos en tan pocas horas.

La familia de María Villar llegó a hablar con ella por teléfono mientras estaba secuestrada, según han revelado. Fue la 'prueba de vida' que les dieron los secuestradores para obtener el pago del rescate: de los 19.000 euros que habían pedido inicialmente se les pagaron 65.000 pesos mexicanos, unos 3.000 euros. Según El Mundo el pago se produjo en la localidad de Iztapalapa. No obstante, María Villar fue asesinada en la madrugada del 15 de septiembre.

Respecto a las circunstancias de su secuestro parece confirmado que la joven cogió un taxi con destino a  una zona acomodada y seguramente mantuvo una conversación telefónica en la que delataba una buena posición social. Tras llevarla de cajero en cajero obligándola a sacar dinero, los secuestradores decidieron retenerla.

La familia de María Villar se encuentra en trámites para repatriar su cadáver.