La Policía de Ohio mata a un niño negro de 13 años que llevaba una pistola de juguete

El conflicto racial en Estados Unidos se aviva con la muerte de otros menor negro a tiros de la policía de Ohio.

Qué.es 16 de septiembre de 2016

Tyree King, un menor negro de apenas 13 años, falleció en la noche del miércoles al jueves por múltiples disparos de la Policía. El joven sacó una pistola falsa, de aire comprimido, cuando huía de los agentes, que en el instante abrieron fuego con resutlado mortal.

La muerte de Tyree King ahonda la herida racial que desde hace meses se ha reabierto en Estados Unidos, precisamente por casos similares al del joven Tyree King: según un recuento de The Washington Post citado por El País en lo que va de año en Estados Unidos han muerto 681 personas por disparos policiales. De ellas 39 iban desarmadas y 26 llevaban armas de juguete. La mayoría de las víctimas son afroamericanas.

EEUU sdeabte sobre la violencia policial, y en concreto sobre la violencia frene a la comunidad negra.

Las autoridades de Columbus se encuentran ya investigando la muerte Tyree King, aunque de momento la jefa de la policía local, Kim Jacobs, ha defendido la actuación de los agentes alegando que pudieron confundir el arma con una real.