Vende a su hija a un violador por una botella de vodka

Una mujer rusa ha vendido a su hija pequeña de diez años a un presunto violador por una botella de vodka. La pequeña fue encontrada por un transeúnte con las piernas ensangrentadas.

Qué.es 9 de septiembre de 2016

Terrible suceso en la localidad rusa de Vyazemsky, donde una menor de diez años fue encontrada por un transeúnte llorando y con las piernas ensangrentadas. La Policía, alertada, acudió a la barriada en la que residía junto a su madre, quien confesó el sórdido intercambio: había cambiado a su hija menor por una botella de vodka y poco más de un euro.

Según narra el diario británico Mirror la mujer estaba presente mientras se producía la violación.

La Policía encontró y detuvo poco después al presunto responsable de la violación, quien también confirmó el intercambio e incluso insistió en que podía hacer con la niña lo que quisiese, puesto que se la había vendido a su madre.

La menro está ahora a cargo de los servicios sociales de Rusia.