El japonés abandonado en el bosque pudo ser maltratado por sus padres

Los padres japoneses que abandonaron a su hijo en un bosque lleno de osos en forma de castigo serán investigados por presunto maltrato al menor. 

Que.es 5 de junio de 2016

El caso del niño japonés al que sus padres abandonaron en un bosque lleno de osos como castigo está dando la vuelta al mundo y es que, incluso después de haberle encontrado sano y salvo al cabo de seis días, vuelve la polémica a un país que está realmente conmocionado por las nuevas informaciones que aparecen al respecto.

Los investigadores creen que el niño ha sufrido maltrato psicológico por parte de sus progenitores y es que el castigo que le impusieron ha abierto un debate sobre si es delito o no. El joven Yamato Tanooka, pasó los días en un refugio de madera, cerca de una base militar en desuso, porque sus padres lo abandonaron por su mal comportamiento y, cuando volvieron, ya no estaba.

El niño no habló con nadie ni comió durante aquellos días, aunque no perdió la esperanza de que alguien lo encontrara. Sin embargo, a los padres podrían juzgarles por imprudencia e incluso quitarles la custodia de su hijo. Ahora las autoridades investigan si el joven sufre maltrato continuado en el entorno familiar.