Conductora kamikaze: seis kilómetros en sentido contrario y triplica la tasa de alcohol

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha detenido a una conductora, como presunta autora de los delitos de conducción temeraria y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tras detectar que conducía un turismo en sentido contrario por la autovía RM-19 (A-30 - San Javier) y, además, que lo hacía bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Europa Press I Qué.es 17 de febrero de 2014

Según comunican fuentes de la Benemérita en nota de presa, en la madrugada del pasado sábado, día 15, una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Cartagena, que prestaba servicio por la autovía RM-19, conocida popularmente como autovía del Mar Menor, detectó que un vehículo transitaba en dirección a San Javier por la calzada reservada al tráfico con destino a Murcia, por lo que se estableció un dispositivo para advertir a la conductora de su circulación anómala y posibilitar la detención del vehículo.

La conductora, tras circular durante más de seis kilómetros en sentido contrario, pudo ser interceptada en el punto kilométrico 25,500, después del despliegue realizado por la patrulla de la Benemérita haciendo uso de reiteradas advertencias acústicas y ópticas especiales que, no obstante, fueron obviadas por la ahora detenida. Durante su desplazamiento, el turismo interceptado se cruzó con varios vehículos que circulaban de modo correcto, con el consiguiente peligro de colisión.

Tras la parada del turismo, los guardias civiles identificaron a su conductora y detectaron que mostraba evidentes síntomas de embriaguez, por lo que requirieron la presencia de un Equipo de Atestados del Sector de Tráfico de Murcia, que la sometió a la preceptiva prueba de alcoholemia con un resultado positivo de 0,67 y 0,73 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Por ello, se procedió a su detención como presunta autora de los delitos de conducción temeraria y de hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Las mismas fuentes recuerdan que este tipo de delitos se encuentra recogido en el Código Penal y puede ser castigado con penas de prisión de seis meses a dos años y la privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un año y hasta seis.

De tal forma, la Guardia Civil vuelve a apelar a la colaboración ciudadana ante la peligrosidad que supone la circulación por autovía o vías desdobladas en sentido contrario al estipulado, con el objetivo de que tan pronto como se detecte una de estas situaciones se pase aviso urgentemente a los teléfonos 112 (emergencias) o 062 (Guardia Civil), aconsejando, además, que siempre que sea posible y salvo para realizar adelantamientos, se utilice el carril derecho de la calzada de las autopistas y autovías, "ya que quienes conducen en sentido contrario por este tipo de vías suelen utilizar el carril izquierdo al creer que circulan por una carretera convencional dotada de un carril para cada sentido".