Progeria: Fallece a los 17 años Sam Berns, el adolescente con cara de anciano

Sam Berns ha fallecido a la edad de 17 años como consecuencia de la progeria que padecía.

Qué.es / Agencias 15 de enero de 2014

Sam Berns, el adolescente de 17 años con aspecto de anciano, falleció el pasado viernes de forma prematura. Berns padecía progeria, una extraña enfermedad que afecta a una de cada cuatro millones personas en el mundo y que produce el envejecimiento prematuro.

Su imagen irá siempre unida a la del empeño y la lucha por lograr una solución a su mal. Un documental emitido por la HBO, en 2013: 'La vida según Sam' dio fe de ello.

En el filme Berns, junto a sus padres, mostraba cómo era la vida de un adolescente que tenía el aspecto -y las consecuencias- de una persona de 80 años. Su jornada escolar, su entorno familiar, la lucha de su madre por encontrar un tratamiento y todo lo que debía hacer para mantenerse con vida.

"No quiero que cuando me vean la gente sienta lástima. He decidido dejar que me filmen para que la gente me conozca", expresó delante de las cámaras.

En 1999, sus padres, los doctores Leslie Gordon y Scott Berns crearon una fundación, The Progeria Research Foundation, para buscar una cura y un tratamiento para salvar a su hijo y otros niños en la misma situación.