Viajar con mascotas en vacaciones es más fácil de lo que se piensa