España, entre los países europeos con mayor exclusión social infantil.