La conciliación personal, familiar y laboral en España es un asunto casi exclusivamente femenino todavía hoy./Archivo