'Efecto silla': Pasar mucho tiempo sentado está detrás del 4% de las muertes en el mundo

Un estudio realizado en 54 países de todo el mundo señala que un 3,8% de todas las muertes se debe a pasar más de tres horas al día sentado.

Agencia SINC 20 de septiembre de 2016

Cada mes de septiembre comienza con multitud de propósitos. Una de las buenas intenciones suele ser hacer deporte y no pasar tanto tiempo en el sofá. El 31% de la población mundial no cumple con las recomendaciones actuales de actividad física, según recogen varios estudios publicados en 2012 por la revista Lancet.

Además, la falta de ejercicio se asocia con las principales enfermedades no transmisibles y con muertes asociadas a cualquier causa -la inactividad está detrás del 6% al 9% del total de muertes en el mundo-.

El estilo de vida actual influye en esas cifras. De hecho, en la última década diversas investigaciones han demostrado cómo el excesivo tiempo que pasamos sentados puede incrementar el riesgo de muerte, tanto si se hace ejercicio como si no.

Más del 60% de las personas en todo el mundo pasa más de tres horas al día sentado; la media en los adultos es de 4,7 horas/día

Ahora, un nuevo trabajo, publicado en American Journal of Preventive Medicine y en el que participó la Universidad San Jorge de Zaragoza, estima la fracción de muertes atribuibles a ese 'efecto silla' en la población de 54 países con datos desde 2002 a 2011.

"Es importante reducir el comportamiento sedentario para evitar las muertes prematuras en todo el mundo", afirma a Sinc Leandro Rezende, autor principal del estudio e investigador en la Universidad de Sao Paulo (Brasil). "Eliminar el tiempo que estamos sentados podría aumentar la esperanza de vida en 0,20 años en los estados analizados", subraya.

Los resultados revelan que más del 60% de las personas en todo el mundo pasa más de tres horas al día sentado -la media en los adultos es de 4,7 horas/día-, y que ese tiempo es el responsable del 3,8% de la mortalidad (aproximadamente 433.000 muertes/año).

Entre los territorios estudiados, hubo más muertes en la región del Pacífico occidental, seguido de países de Europa, Mediterráneo Oriental, América y sudeste asiático.

Así, los valores más altos se encuentran en Líbano (11,6%), Países Bajos (7,6%) y Dinamarca (6,9%), mientras que los más bajos se dan en México (0,6%), Myanmar (1,3%) y Bután (1,6%). España se encuentra en la media con el 3,7% de las muertes debido a este 'efecto silla'.