Piloto profesional de dron, un empleo de futuro

Desde hace unos años multitud de empresas se han decantado por los drones como un nuevo sistema de análisis y vigilancia. Por ello, ser piloto profesional de estas aeronaves se convierte en un empleo de futuro.

Qué.es 17 de abril de 2015

Hasta hace poco más de un año eran unos completos desconocidos, pero en la actualidad los drones se han convertido en un importante instrumento de análisis, vigilancia y grabación. Estos sistemas no tripulados han llegado a Europa para quedarse, y España no es una excepción. Son muchas las empresas interesadas en contratar los servicios que ofrece un dron.

Sin ir más lejos, productoras de cine o televisión graban ahora sus planos aéreos con cámaras incorporadas en estos aparatos, con similar calidad en las imágenes y por un coste realmente inferior. Sin embargo, pese a la confusión creada en sus inicios, estas aeronaves no son un juguete. En la actualidad, están legislados por la normativa sobre Navegación Aérea, por lo que deben ser pilotos cualificados quienes controlen su rumbo.

La creciente demanda en el sector hace que distintas empresas ya impartan cursos de pilotaje profesional de drones, incluso con bolsa de trabajo propia. Es el caso de ADTS Group, una prestigiosa entidad dedicada a la operación, formación y gestión de sistemas aéreos no tripulados.

Actualmente, ADTS ha iniciado una etapa formativa para incluir personal cualificado dentro de su propio equipo de profesionales. El curso, previsto para el próximo 11 de mayo, tiene una duración de ocho a diez semanas y se divide en cuatro fases: teoría, simulación, prácticas de vuelo y habilitación. Tanto la tecnología de los ejercicios simulados como los drones empleados están dotados de la más alta tecnología. Además, la fase final serán operaciones reales en la especialidad elegida.

ADTS Group está avalado por la destacada experiencia de sus profesionales. Su plantilla está formada por pilotos comerciales e instructores, ingenieros aeronáuticos y telecomunicaciones, expertos en tratamiento de imágenes, creaciones digitales de terreno 3D y un servicio jurídico especializado en el campo.

La empresa opera en un amplio abanico de sectores, desde el control de infraestructuras industriales hasta la pesca de precisión o la prevención y detección de incendios. Por supuesto, también genera contenidos audiovisuales.

La sede central del grupo se encuentra en el Campus de Montegancedo (Universidad Politécnica de Madrid), dentro del Centro de Apoyo a la Investigación Tecnológica. El precio total del curso asciende a los 8.300 euros -6.500 a pagar y 1.800 a descontar de la nómina-.