Selectividad 2014: Consejos y claves con los que superar la prueba con éxito

Llega el momento más esperado -y temido- por los alumnos de 2º de Bachillerato que darán el próximo año el salto a la etapa universitaria. Los datos demuestran que la PAU no es una prueba de eliminación.

Javier García / Qué.es 9 de junio de 2014

La Prueba de Acceso a la Universidad, más conocida como selectividad, vuelve a la primera plan informativa de la mano del sexto mes del año. Como cada curso, los alumnos que ha superado con éxito el segundo curso de Bachillerato se sitúan frente a una barrera que, en más del 90% de las ocasiones, se levanta con relativa facilidad.

Según los datos del Ministerio de Educación, en el año 2013 se presentaron un total de 270.435 alumnos, de los que obtuvieron el apto 234.305. El grueso de estudiantes que accedieron a la universidad lo consiguieron en la convocatoria ordinaria de junio donde, además, se produjo el mayor porcentaje de aprobados.

Unos datos que contrastan fuertemente con el fracaso escolar registrado en las fases previas a la Universidad. Tan solo el 60% de los alumnos que se matriculan en el primer curso de educación secundaria llegan a matricularse en una carrera, mientras que de los estudiantes que alcanzan bachillerato, otro porcentaje inferior al 60% consigue presentarse a Selectividad.

La prueba concluyó el pasado viernes en cuatro comunidades autónomas (País Vasco, Asturias, La Rioja y Asturias), mientras que este martes arranca en el grueso del territorio español (Aragón, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Murcia y Valencia). Para el miércoles quedarán los estudiantes de Canarias, Cataluña, Cantabria y Galicia. Los más rezagados, como cada año, serán los andaluces que comienzan el jueves para terminar el sábado.

Profesores y responsables de los distintos tribunales de evaluación insisten en que se trata de una prueba de comprobación y que, en ningún caso, busca la eliminación de los estudiantes. En esta corriente se sitúa el profesor de Lengua Española Ángel Cervera, de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid. Tras varios años de experiencia como miembro del Tribunal de Corrección, el profesor Cervera señala incluso que "se trata de una prueba de menor nivel que las planteadas durante el último curso de bachillerato" y que, por tanto, lo más complicado del curso escolar ya se ha superado con éxito.

De esta forma, el principal objetivo de la Selectividad radica en evitar los agravios comparativos que pudiesen existir, de no realizarse esta comprobación, entre los estudiantes que cursan bachillerato en los centros públicos y los privados.

CUARTO AÑO CON EL ACTUAL MODELO

En 2011, y no sin polémica, desembarcaba el nuevo modelo de la PAU. ¿Su principal novedad? La nota final se establece sobre 14 puntos. Ahora, tres años después de su implantación, parece que tanto alumnos como profesores están satisfechos con el nuevo formato. Los exámenes en sí respetan las pautas planteadas desde el inicio, pero se modificó la manera de calificar de los correctores. Ángel Cervera entiende que "ahora las notas son más objetivas ya que cada una de las preguntas que se formulan tiene una cuantificación y están muy delimitadas".

Esta evolución se refleja de una manera más evidente en los exámenes de matemáticas. Por ejemplo, con el formato antiguo existía cierta flexibilidad en la corrección porque los problemas tenían una puntuación máxima de dos puntos para todo el ejercicio, con lo que un fallo en el resultado final podía dejar la pregunta con un cero de valoración. Sin embargo, tras el cambio, si una parte del problema está resulto adecuadamente, se puntúa forma parcial.

Las preguntas están formuladas para valorar el grado de madurez académica del alumno. Tanto antes como ahora, los exámenes tenían ese objetivo, pero ahora los criterios de evaluación están más unificados. El agravio comparativo entre la valoración entre dos alumnos es mucho más pequeño. Antes había más variantes dependiendo de los criterios del corrector al valorar los errores.

FUERA NERVIOS ANTE LA PRUEBA

Como cada año, los estudiantes de 2º de Bachillerato afrontan su semana académica más importante hasta el momento. Con el objetivo de pasar la prueba con éxito y sin sufrir más de lo preciso, Qué.es señala unos consejos que te ayudarán durante la PAU:

-Afrontar con tranquilidad la prueba: Tienes que afrontar los exámenes con la seguridad que te proporciona superar el curso de bachillerato con solvencia. Como ha quedado evidente por los datos, lo más complicado del curso ya lo has pasado y tienes ante sí exámenes que ya has aprobado. Por ello, tienes que descansar bien la noche previa y desconectar el tiempo suficiente.

-Leer las preguntas con atención: En cada examen tienes 120 minutos, un tiempo razonable y amplio para responder a todas las cuestiones que se plantean. Por eso, debes detenerte en valorar las dos opciones y considerar cuál podrás responder con mayor facilidad. En el momento en el que te decantes por una de ellas, no tienes que pensar más en el modelo desechado. Los profesores recomiendan invertir cinco minutos en tomar la decisión.

-Administrar bien el tiempo: Una vez elegida la opción a completar, debes tener en cuenta que no debes gastar más minutos de lo necesario en ciertas preguntas. Gastar gran parte del examen en una cuestión porque se tengan más conceptos de los que se piden es una pérdida de tiempo que puede influir negativamente en la puntuación final.

-Responder a lo que se pregunta: No es una buena idea utilizar la respuesta como pretexto para reflejar más conceptos de los exigidos. 'Rellenar' folio con contenidos que no se han exigido y adornar la respuesta con literatura -algo común cuando afrontas una pregunta de la que no tienes todos los conocimientos- puede confundir al corrector y no puntuar la parte de la cuestión que sí estaba contestada correctamente.

-Considerar el espacio en la plantilla: Para contestar todas las preguntas tan solo cuentas con un pliego, es decir, con cuatro caras en blanco. De esta forma, es conveniente que administres de forma adecuada el espacio con el objetivo de no gastar más papel del necesario para una de las preguntas.

-No olvidar el Documento Nacional de identidad: Por último, pero quizás sea el más importante, comprueba que en tu cartera no falta el DNI. Es imprescindible presentar el carnet antes de cada examen y los profesores no te permitirán realizar la prueba si no acreditas tu identidad de esta forma.

MEDICINA, LA CARRERA CON MAYOR NOTA DE CORTE

Una vez concluida y superada la PAU se abre el proceso de solicitud de plaza en las distintas universidades de España. Las notas de corte que se toman de referencia corresponden al año anterior y, un año más, Medicina se convierte en la titulación con el acceso más complicado. Para conseguir una plaza para el próximo curso académico en esta carrera la nota media debe superar los 12 puntos.

Además de Medicina, tendrán una importante demanda carreras relacionadas con ciencias de la salud (Enfermería, Odontología y Veterinaria) o de doble titulación como Derecho-ADE y Derecho-Ciencias Políticas.

Antes de rellenar el impreso de solicitud de plaza, y después de elegir una o varias opciones académicas, hay que considerar en qué centro universitario matricularse. Para ello, existe una aplicación muy interesante que recoge y compara en distintos factores a las principales universidades del territorio español: el ranking de Universidades españolas a tu medida.