Ley de Tráfico: Diez cosas que debes saber sobre la nueva legislación

El Congreso de los Diputados dio el pasado jueves luz verde a la nueva Ley de Seguridad Vial. Una legislación que ha causado mucha polémica debido a sus controvertidas novedades, muchas de ellas que entran en vigor el próximo mes y otras, de las que se habla en la norma, que tardarán más en aprobarse. Pero... ¿cómo nos afecta la nueva reforma de la Ley de Tráfico?

Jose Fernández/Qué.es 25 de marzo de 2014

Aunque parezca que no, la Ley de Tráfico cambia con bastante asiduidad. No es una legislación que perdure en el tiempo sino que es una materia susceptible de cambio. De forma similar a lo que ocurre con la susodicha Ley de Educación, con cada cambio de gobierno se produce una modificación significativa en su contenido.

Estas variaciones son denunciadas por los colectivos que agrupan a los conductores españoles. El presidente de Automovilistas Europeas Asociados (AEA), Mario Arnaldo, destaca que en España se "abusa con demasía" de la reforma de la ley. "Ha habido una reforma en la ley cada año y medio desde 1990. Es una situación inexplicable", apunta Arnaldo.

A pesar de ser una ley controvertida, no será hasta antes del verano cuando se apruebe el nuevo Reglamento de Circulación, que será la que aclare definitivamente estas normas:

1- Alcohol y drogas: Por conducir bajos los efectos del alcohol la multa asciende a 500 euros. La novedad está en que si se duplica la tasa permitida por la actual ley o si es reincidente ésta podría ascender a los mil.

En cuanto al consumo de estupefacientes, se modifica de forma significativa. La actual Ley sanciona la influencia de drogas en el organismo mientras que la que entre en vigor a partir de verano sancionará la presencia en el cuerpo del conductor.

2- Pago de multas: Se amplía el periodo para abonar las sanciones de 15 a 20 días. Si se opta por pagar por adelantado no habrá opciones de recurrir las sanciones. En todo caso, el descuento será del 50%.

3- Velocidad: La modificación del texto abre la puerta a elevar el límite de velocidad a 130 kilómetros por hora en algunos tramos de autovías y autopistas de peaje. Sólo será aplicable en el 1 por 1000 de las carreteras españolas.

Por el contrario, se reducirá a 90 kilómetros por hora la velocidad en carreteras convencionales y a 70 en las que tengan un carril con menor anchura de lo estipulado (no cómo en la actualidad que influía el arcén).

4- Uso del casco: Por primera vez, su uso será obligatorio en vías urbanas para los menores de 16 años. La actual sólo lo estipula para las carreteras interurbanas. Sin embargo, los agentes no podrán inmovilizar la bicicleta si no se lleva el casco.

5- Radares: La nueva Ley de Tráfico hace especial énfasis en este punto. Estará totalmente prohibido utilizar detectores o cinemómetros. Su uso se sancionará con 200 euros y 3 puntos del carné de conducir. Sí se podrá circular con navegadores que avisen de la presencia de radares fijos.

6- Cierre temporal del tráfico: La DGT puede reservarse el derecho de cerrar el paso, a petición del ministerio de Medio Ambiente, a aquellos vehículos que emitan gases que puedan ser nocivos. Esta medida es susceptible de aplicarse tanto en zonas urbanas como interurbanas. No se han especificado los niveles exactos que deberán cumplir los coches.

7- Matriculación obligatoria a extranjeros: Los conductores foráneos, bien por residencia o establecimiento temporal en España, tendrán la obligación de matricular su vehículo que utilicen en territorio nacional. De esta forma, Tráfico prevé evitar que aquellas personas que cometen infracciones sean identificadas de cualquier manera.

Aquellos conductores que lleven un vehículo de otro país de la Unión Europea pueden ser multados si cometen alguna infracción.

8- Los agentes que regulan el tráfico tendrán la potestad para poder multar a los conductores sin necesidad de parar al infractor. Esta norma podrá aplicarse cuando se encuentre realizado labores de control del tráfico y carezcan de medios para perseguir al vehículo que comete la infracción.

9- Niños: Los sistemas de retención infantil (SRI) serán obligatorios en los menores que midan menos de 1,35 metros de altura. Además, los menores no podrán viajar en los asientos delanteros aunque utilicen un SRI. La única excepción posible es que la zona trasera del vehículo ya esté ocupada por otros niños.

10- Animales: Los gastos derivados por un accidente de tráfico en los que se produzca el atropello a alguna especie cinegética deberán ser abonados por el conductor del vehículo. En la actualidad, podría reclamarse al titular de la vía o el dueño del coto, en caso aislado, la responsabilidad de los daños causados.

LOS AUTOMOVILISTAS, DIVIDIDOS POR LA NUEVA LEY

El Real Automóvil Club de España (RACE) considera el nuevo texto como "necesario", ya que responde a las necesidades y demandas, no sólo de los conductores, sino también de las infraestructuras y vehículos.

Desde RACE valoran positivamente incluir como prueba sancionadora la presencia de drogas o sustancias estupefacientes en saliva. Hasta el momento, según apuntan desde la organización, los controles preventivos únicamente se centraban en los positivos por alcohol, dejando en un segundo plano el de las drogas.

Una opinión totalmente contraria se tiene del tema desde AEA. Mario Arnaldo hace una "valoración negativa" de la reforma de la Ley de Seguridad Vial. Arnaldo no entiende la redacción del texto en el tema de las drogas. "Antes se sancionaba la influencia, ahora se sanciona la presencia. Es una decisión perjudicial para los conductores porque una sustancia de estas características puede durar un tiempo determinado en el organismo de una persona", explica.

Los automovilistas tampoco llegan a un acuerdo en la prohibición de los detectores de radar. Mientras que RACE apunta que los radares deberían estar señalizados en su totalidad, además de ser ubicados en tramos conflictivos de accidente o puntos negros; AEA radica en el conflicto que causan los términos 'detectores' y 'avisadores', que según Arnaldo, "no tienen diferencia el uno del otro".

En cuanto al uso del casco, el RACE aplaude la decisión recordando que ya recomendó la obligatoriedad del mismo en todos los grupos de edad. Mario Arnaldo, presidente de AEA, recuerda que no será hasta dentro de unos meses cuando las normas de tráfico entren en vigor y modifiquen lo estipulado en algunos aspectos como el uso del casco.

Pero, al margen, de todos estos puntos: ¿Qué pasará con los famosos cursos de recuperación de puntos? ¿Habrá variaciones en esa cuestión? Un "sí" rotundo por respuesta. Mario Arnaldo entiende que la ley ayuda a que se instale un monopolio en los cursos de recuperación de puntos. El presidente de AEA añade que nunca debió de establecerse un modelo de concesión que perjudique, en primer lugar, a los conductores.

"No se entiende que cuando quieras obtener el carné de conducir por primera vez tengas la posibilidad de elegir todas las autoescuelas, horarios y precios. Sin embargo, con esta ley muchos conductores se ven obligados a modificar su vida cotidiana y a trasladarse, con un correspondiente gasto, si desean recuperar sus puntos", expone Arnaldo.

Arnaldo también discute la norma que, según sus palabras, deja en una situación de "indefensión" a los conductores que se ven envueltos un accidente con animales de caza. Desde 2006 ya se les responsabiliza de una colisión con jabalíes, corzo u otro tipo de especies cinegéticas pero ahora ya no hay posibilidad de reclamar al titular del coto o de la vía.

Desde AEA tampoco se entiende que se dupliquen las multas en cuestiones de alcoholemia. "La solución a este tema no está en la multa sino en fomentar programas de desintoxicación y de adicción. No hay dudas de que es una cuestión que tiene un afán recaudatorio", explica el presidente de los automovilistas.

Por último Arnaldo rechaza que se legalicen las llamadas "multas en diferido", aquellas que se producen sin que los agentes tengan que parar en el acto a los infractores. "Esta situación provoca que el conductor pueda olvidar sí cometió o no una acción que sucedió hace meses. Esa persona no se puede defender y lo peor es que puede acumular varias infracciones ya que no te llegan al domicilio", concluye el dirigente de AEA.

Además de todo lo expuesto anteriormente, la nueva Ley de Tráfico también incluye como prioridad que las grúas que acudan a realizar auxilio en carretera tengan prioridad de paso, algo que ocurre ya con los servicios de emergencias y la creación de la Conferencia Sectorial de Tráfico.