Puente de diciembre: Maletas con GPS y otros consejos para no perder el equipaje

Se acerca el puente de diciembre y seguro que muchos cogerán un avión para hacerse una escapada que puede terminar con un disgustazo si te pierden o te roban tu maleta. Ojo, que se extravían unas 10.000 al día en todo el mundo así que toda precaución es poca.

Que.es / @DavidGarciaHig 4 de diciembre de 2013

Hay muchas circunstancias que pueden arruinar lo que en un principio iba a ser un buen puente, un esperado viaje.

Una de ellas es sin duda un eventual problema con el equipaje o lo que es lo mismo, que pierdas tu maleta o te la roben.

Para tratar de evitarlo, las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición ciertos avances como instalar a tu equipaje un sistema de localización por GPS.

Efectivamente, hasta las maletas pueden disponer de este sistema de localización.

No es un tema baladí el de las pérdidas de equipaje ya que se estima que al día se extravían cerca de 10.000 maletas en todo el mundo por lo que hay muchas papeletas para que algún día nosotros seamos los afectados.

Perder tu maleta te ocasionará pérdidas de tiempo y dinero pero como decimos ya hay empresas dedicadas a evitar (o intentarlo al menos) que ocurra.

En Austria por ejemplo ya está en el mercado un pequeño rastreador GPS diseñado para incorporarlo a las maletas y saber en todo momento donde están.

Y esa tecnología ya ha llegado a España. Lo comercializa una empresa denominada Locca.

Se trata de un pequeño dispositivo que, mediante una aplicación en el 'smartphone' o en la 'tablet' permite saber dónde está la maleta o cualquier otro objeto (o incluso personas).

Al parecer esta tecnología está diseñada a prueba de golpes y además es resistente al agua, por lo que pueda pasar.

Es sin duda la medida más 'revolucionaria' para evitar quedarte sin tu maleta pero hay otras más tradicionales.

Hay que personalizar nuestra maleta. Es decir, si se trata de una muy común, debemos ponerle algo que la distinga del resto... una pegatina, una cinta atada de un color llamativo... Todo para que solo de un vistazo la distingamos de las demás.

Hay quien recomienda incluso que no debemos ponerle pegatinas con nombres de lugares porque podrían confundir a los operarios que las transportan y las reparten.

Eso sí, hay que ponerle una etiqueta con nuestros datos (teléfono, nombre y dirección sobre todo) para que nos puedan localizar en caso de que se pierda.

Si la maleta tiene colores vistosos y poco comunes siempre será más fácil reconocerla que si es de un solo color, aunque también es importante que la maleta no sea demasiado sofisticada (cara, de diseño o de marca) porque prácticamente es como decir a los cuatro vientos que tienes dinero.

Es recomendable también contratar un seguro. Al comprar los billetes de avión, normalmente, aparece esa opción, o incluso si esos billetes han sido pagados con una tarjeta de crédito, ésta incluye ya el seguro, por eso es muy importante conocer también las condiciones de nuestras tarjetas.

Es importante también intentar ponérselo difícil a los amigos de lo ajeno. Si tu maleta es más difícil de abrir (porque le hayas puesto un candado por ejemplo) hay más probabilidad de que no se la lleven.

Muchas veces llevamos más de una maleta y eso dificulta las labores de vigilancia por lo que siempre será mejor llevar una maleta grande que dos pequeñas.

Una vez que estés esperando el equipaje en la cinta transportadora, es importante permanecer atento: Suele haber mucha gente amontonada y momentos de confusión.

Más difícil es controlar el equipaje si viajas en autocar y hay varias paradas antes de la tuya.

En teoría deberías recibir un comprobante donde se especifique que tu maleta está en el maletero pero en la práctica eso no se hace, ni se obliga a que se haga.