Irlanda, el primer país europeo en eliminar la publicidad del tabaco

La República de Irlanda se convertirá en el primer país europeo que eliminará a partir de 2014 la mayoría de la publicidad de los paquetes de tabaco y estandarizará su apariencia, anunció hoy el ministro de Sanidad, James Reilly.

Dublín, EFE 28 de mayo de 2013

Todos los paquetes de tabaco, ya sean de cigarrillos o de picadura, serán homogéneos de color en Irlanda y la marca de la compañía se verá escrita en tipografía homogénea y en letra pequeña en su parte inferior, mientras en el resto de la superficie se incluirán imágenes de enfermedades vinculadas al tabaquismo.

La medida, que se incluirá el próximo año en la Ley Antitabaco de 2004, es similar a la aplicada por el Gobierno australiano, el primer país de mundo que obligó el año pasado a las tabacaleras a comercializar sus productos sin publicidad.

"Dado que el 78 % de los fumadores dice que empezó a fumar cuando tenía menos de 18 años, está claro que la industria del tabaco apunta a los niños para reemplazar a esos clientes que mueren o abandonan el hábito", declaró hoy Reilly.

Irlanda ya se convirtió en 2004 en el primer país del mundo que prohibió el tabaco en todos los lugares públicos, una medida que le situó a la vanguardia de la lucha contra esta adicción.

La decisión del Gobierno de Dublín se ha topado con la oposición de un grupo de presión llamado "Minoristas contra el Contrabando" (RAS, sus siglas en inglés), que sostiene que la prohibición sólo servirá para rebajar los ingresos del pequeño comerciante y potenciar los de los vendedores clandestinos.

"El ministro Reilly ignora el hecho de que ya tenemos un enorme problema de contrabando en este país y los paquetes genéricos facilitarán el trabajo a los contrabandistas para producir paquetes de tabaco en el mercado negro", aseguró el portavoz de RAS.

El titular de Sanidad precisó que, aunque se han presentado muchos argumentos contrarios a la medida, la nueva legislación "está totalmente justificada y respaldada" porque servirá para salvar vidas.

Reilly lamentó que algunas compañías de tabaco presenten sus paquetes como si fuesen "una caja de perfume", con colores atractivos que tratan de llamar la atención de los más jóvenes, sobre todo, dijo, de las chicas.

"La introducción de un empaquetado estandarizado eliminará la última vía por la que las compañías de tabaco promocionan su mortal producto en Irlanda. Dejarán de ser una publicidad móvil para la industria", zanjó el ministro.