La terna sale a hombros

12 de mayo de 2013

Abrió plaza un toro acapachado y feo de cornamenta, que tomó los vuelos del capote de Enrique Ponce sin celo ni codicia y que buscaba la huida hacia los adentros al salir de jurisdicción. Salió suelto y en estampida del primer encuentro con el caballo y empujó con genio en el segundo. Protagonizó después un laborioso tercio de banderillas, arrancándose con pies cuando la carrera le conducía al cob...

Leer noticia completa en lavozdigital.es